La visita del Dinamo Guadalajara, un rival directo por la permanencia, es una de las fechas marcadas en rojo en el seno del club amarillo.

Tras caer en Torrelodones por 3-1, las jugadoras de Nacho Merino quieren reencontrarse con la buena dinámica en la jornada que les medirá con el Dínamo Guadalajara.

Las castellano manchegas cierran las posiciones de descenso con 16 puntos frente a los siete de las zamoranas, por lo que sumar tres puntos resulta vital para las locales.

Leer más en ZN

Artículo anteriorSATSE: «Nos estamos quedando sin enfermeras y la Junta de Castilla y León no quiere evitarlo»
Artículo siguienteHoy entra en vigor el nuevo horario para la hostelería