En una noche cálida y primaveral, numerosos fieles se reunieron en la Plaza Mayor junto a la estatua de León Felipe, para asistir al rito del Cirio Pascual, que como ya viene siendo costumbre, se procedía a encender la hoguera santa y una vez encendido el Cirio Pascual, los fieles se dirigieron en procesión hacia la iglesia para continuar con la ceremonia.

Una vez en la iglesia comenzó el encendido de las velas tras el “Lumen Christy”, partiendo de la luz central del Cirio Pascual, que poco a poco fue iluminando la iglesia que se iba llenando de los fieles que habían asistido al encendido de la lumbre en la Plaza.

La celebración siguió su curso normal y al final de la ceremonia los fieles fueron recogiendo el agua bendita para bendecir sus casas como manda la tradición.

Y ya para finalizar el acto, sobre la media noche, los fieles pudieron degustar un rico chocolate con pastas, como ya viene siendo tradición en esta noche de la Santa Vigilia Pascual.

Galería de fotos SAF

PROMOCIÓN
>