El espacio que se encuentra frente el centro médico de Tábara, en la carretera de Sesnández, era hasta hace poco una lengüeta de cemento sin ningún aparente atractivo y en su afán por ordenar los espacios públicos de Tábara, el ayuntamiento ha decidido dotar a ese lugar, de un contenido que lo convierta en un espacio un poco más atractivo.

Cada vez resulta más frecuente ver en muchas ciudades y pueblos, el nombre del lugar en el que nos encontramos con unas letras grandes y ese es el modelo que el ayuntamiento de Tábara ha pensado para ese espacio que ahora luce y lo vemos de otra manera.

Además para decorar el contorno, se ha adquirido un olivo en un vivero, porque su crecimiento de forma muy lenta, seguramente le permitirá pervivir con el paso del tiempo y a la vez, confiere a este entorno que se encontraba un tanto descuidado, un atractivo diferente.

Según Antonio Juárez alcalde de Tábara, esta actuación forma parte de un proyecto de ir dotando algunos lugares del municipio, de elementos sencillos que permitan que no pasen desapercibidos.

Recientemente se rehabilitó el matadero que había en el pueblo y próximamente se harán algunas actuaciones en las fuentes públicas que existen en el municipio, con el fin de que la utilidad y servicio que prestan a los vecinos, cuenten con un esmerado acondicionamiento para que resulten más útiles y serviciales.

Artículo anteriorLa reserva hídrica española se encuentra al 42,6 por ciento de su capacidad
Artículo siguientePRIMERA FERIA DEL TOMATE DE TABARA