Bajo la presidencia del alcalde de Tabara, Antonio Juárez, viendo que había quórum suficiente, a las 19,00 horas, ha dado comienzo el pleno ordinario del ayuntamiento de Tábara del mes de octubre con la presencia de una docena de vecinos que han asistido el mismo.

Una vez aprobado el acta de la sesión ordinaria de la anterior reunión por unanimidad de los corporativos, se ha procedido a tratar sobre algunos asuntos de trámite, como la aprobación inicial de una modificación de las normas urbanísticas en la Cañada; saneamientos en la vía pecuaria de San Pelayo, así como una solicitud del derribo del antiguo matadero, que se ha optado por mantener como se encuentra en la actualidad.

Se expone un recurso presentado por un vecino de la localidad sobre la adjudicación de nichos en el cementerio.

El punto número seis del orden del día, ha aprobado las fiestas laborales para el año 2021, estableciéndose el 5 de abril que se celebra la tradicional romería de San Mamés y el 16 de agosto como viene siendo habitual.

El alcalde ha informado sobre una demanda de los propietarios de la Dehesa de Pozos, por la que reclaman los caminos que discurren en dicha finca, los cuales a criterio del ayuntamiento, son caminos comunales y no habiendo llegado a un acuerdo en el acta de conciliación, se ha declarado el procedimiento sin avenencia por lo que el procedimiento continuará con un contencioso a través de la vía judicial

Por último, se ha dado el turno de ruegos y preguntas en las que algunos vecinos han expuesto los temas que les preocupan, dándose por finalizado el pleno ordinario a las 19:25 horas.