La mejor noticia que se puede ofrecer desde Tábara, es que no hay ninguna noticia que poder dar, lo que para la población y sobre todo para los familiares que se encuentran fuera del pueblo, representa una muy buena noticia.

Son días en los que nuestras calles se encuentran casi desiertas, algo inhabitual, pero que para todos es una buena señal, porque la mejor forma de combatir y protegernos contra el coranovirus, es permanecer en el interior de nuestras casas y evitar todo contacto con el resto de la población, porque nunca más que ahora, la prevención es más necesaria que nunca.

La corporación Municipal, estuvo a la espera de la comunicación que la Diputación hizo, informando que pasarían por los diferentes pueblos de la provincia para realizar unas labores de desinfección, pero hasta el momento, parece que hay otros lugares que resultan más prioritarios que nuestro pueblo, por lo que con los servicios de la Mancomunidad se ha procedido a la desinfección de contenedores y otros elementos de utilización pública.

También se ha aceptado el ofrecimiento de Oscar Puente que con su tractor, se ha encargado de hacer la desinfección de los lugares más transitados del pueblo, un ofrecimiento desinteresado que se agradece como cualquier otro que en el tiempo que tenemos por delante pueda surgir.

Se va a proceder a una segunda fase de limpieza para lo que el Ayuntamiento ha proporcionado a Oscar los productos necesarios para hacer la limpieza y desinfección en algunas calles del pueblo, plazas y demás lugares por los que transitamos habitualmente.

Esta limpieza se va a hacer mañana sábado entre las 9 y las 11,30 y si queda alguna zona pendiente, se hará el domingo en el mismo horario por eso en estas horas es conveniente no estar en las calles en las que se va a proceder a la limpieza y desinfección para evitar cualquier molestia.

Si seguimos las recomendaciones que desde las instancias oficiales nos hacen periódicamente, aislamiento y en los casos que no fuera posible, protección cada vez que se tenga que estar fuera de nuestra casa, siempre siguiendo los consejos y recomendaciones que nos van dando.

Si cumplimos estas normas básicas, seguro que podemos salir con éxito de esta situación tan complicada, ya tendremos luego tiempo para celebrarlo y desquitarnos de esta reclusión forzosa a la que nos hemos veo sometidos.