Francisco Requejo califica de ‘urgente’ la inclusión definitiva de Zamora, para obtener un estatus similar a provincias como Soria, Cuenca y Teruel. Desde el Ministerio de Hacienda se han comprometido a fijar la fecha de la reunión.

El presidente de la Diputación en la Mesa de la Despoblación celebrada en julio pasado en las salas del teatro Ramos Carrión de Zamora.

El Ministerio de Hacienda y Función Pública se ha comprometido a reunirse con el presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo, para tratar el posicionamiento de la provincia en el mapa de ayudas regionales. Este compromiso se ha efectuado a través de una llamada de un representante del Ministerio en la que se ha tratado la viabilidad de una próxima reunión, cuya fecha definitiva se fijará en los próximos días.

El presidente de la Diputación espera que la mencionada reunión «pueda llevarse a cabo lo antes posible», ya que de no producirse en las próximas semanas, tal y como manifiesta Francisco José Requejo, se convocaría de nuevo la Mesa Provincial de la Despoblación para estudiar la situación y plantear otras líneas de actuación.

«La no inclusión de Zamora como un territorio despoblado en el mapa de ayudas regionales sería un verdadero varapalo para toda la provincia», asegura Francisco Requejo, máxime cuando «Zamora es la única provincia que ha perdido más de un 11% de su población durante los últimos diez años, además de ser la más envejecida de toda España y con unas posibilidades de crecimiento demográfico muy por debajo del resto de las provincias que ya están consideradas actualmente en el mapa de ayudas estatales», indica el presidente de la Diputación de Zamora.

Desde la Diputación de Zamora, su presidente, solicitó hace unas semanas una reunión urgente con el Ministerio de Hacienda, con el fin de lograr que el mencionado organismo estatal proponga «la inclusión definitiva de la provincia en el mapa de ayudas regionales», que define los territorios que pueden acogerse a las ayudas regionales a la inversión y establece los importes máximos, denominados ‘intensidades de ayuda’ para las empresas.

Con esta acción se obtendría un estatus similar al de provincias como Soria, Cuenca y Teruel. Tal y como explica, Francisco Requejo, «este sería el primer paso necesario para conseguir los objetivos de fiscalidad diferenciada que desde hace dos años venimos trabajando a través de la Mesa Provincial de Despoblación».

El Ministerio de Hacienda es el órgano encargado de proponer este mapa regional, sin perjuicio del trabajo que desde la Diputación de Zamora se viene desarrollando con el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Artículo anteriorLa convocatoria de ayudas del Programa ÚNICO extenderá la cobertura de banda ancha ultrarrápida al 95% de la población
Artículo siguienteBAR PALACIO de Tábara te acerca a Galicia. Pulpo a Feira y Lacón al vino