Pocos productos que nos ofrece la naturaleza, consiguen estimular nuestros sentidos trasladándolos al interior de la tierra, como las setas y hongos que tan generosamente suelen aflorar en los campos y montes de Tábara.

Llega la temporada en la que los amantes de la micología, tanto están esperando, para ellos resulta especialmente atractivo poder encontrar un hermoso ejemplar al abrigo de las jaras, pinos, robles o castaños y cuando los encuentran, con mimo y meticulosidad, cercenar su tallo para depositarlo en la cesta.

La mayoría de los recolectores de setas y hongos, saben apreciar el delicado, pero intenso sabor de cada una de las variedades que van encontrando, boletus, senderuelas, amanitas, macrolepiotas, níscalos,…. todos son muy apreciados y cada uno de los seteros disfruta cuando consigue ese ejemplar que luego muestra con satisfacción.

Hasta ahora, era necesario un permiso que expedía la junta de Castilla y León para poder recolectar estas delicias culinarias, pero el Ayuntamiento de Tábara, ha tenido la iniciativa de regular los montes de propiedad pública que hay en el municipio, acotando los permisos para la recolección, de esta forma los vecinos de Tábara, son los que controlan a través de su ayuntamiento, lo que el término municipal produce.

Para ello han establecido varios permisos que dan opción a poder disfrutar de la recolección que a partir de ahora comienza a brotar y estos permisos se pueden conseguir en el Ayuntamiento de Tábara, en base a las siguientes modalidades:

  • Permiso para los vecinos de Tábara todo el año   5 €
  • Permiso para personas no empadronadas en Tábara    50 €
  • Permiso diario para personas no empadornadas en Tábara  5 €

Además, el ayuntamiento ha pensado una nueva forma de incentivar la afluencia de personas amantes de la micología y para ellos, todos los establecimientos de hostelería de Tábara van a disponer de unos permisos con validez de un día, con los que puedan obsequiar a sus clientes, para que puedan volver a Tábara y disfrutar de un día por el campo recolectando setas y hongos.

Sin duda, se trata de una iniciativa diferente, cuyo objetivo es, en primer lugar, preservar los valores que cada pueblo tiene y además, tratar de incentivar la visita a Tábara, donde podrán disfrutar de un bonito día de campo recolectando los preciados ejemplares que van encontrando y de paso activar y disfrutar de la hostelería local.

            Solo un recordatorio que todos ya conocen de sobra, aquellos ejemplares que no se conozcan y ofrezcan alguna duda, es mejor dejarlos en el campo para evitar situaciones que nadie desea y a disfrutar de los aromas que la tierra de Tabara ofrece a los amantes de la buena mesa.

Artículo anteriorCuatro detenidos relacionados con la empresa Grupo RAGA por fraude al Ayuntamiento de esta capital
Artículo siguienteCastilla y León recibirá 150,73 millones de euros del Gobierno para inversiones relacionadas con Economía de los Cuidados y refuerzo de las políticas de igualdad e inclusión