Once de la 19 zonas serán reordenadas porque el número de tarjetas por médico no es el adecuado, las ocho restantes precisamente por una excesiva carga de trabajo.

La Atención Primaria de Castilla y León presenta en la distribución de médicos de familia, una enorme disparidad entre las zonas básicas de salud rurales y las urbanas.

La provincia de Zamora se ve afectada muy directamente por ser la provincia de la Comunidad en la que hay un mayor número de Centros de Atención Primaria con menos pacientes de lo que se considera como adecuado.

Sin embargo, Zamora no es la única provincia que se encuentra en esta situación, de un total de 247 zonas básicas  de salud que ha en la Comunidad, 47 cuentan con médicos de familia con menos de 400 tarjetas sanitarias, indicador que Sacyl impone para la reordenación que debe imponerse a los profesionales para mantener sus capacidades asistenciales, al tener un número de pacientes menor al que la Gerencia Regional de Salud considera adecuado.

Por otra parte hay 91 zonas básicas de salud de la Comunidad que tienen entre 400 y 800 tarjetas por médico y Sacyl requiere una reorganización para equilibrar las cargas asistenciales. De esas 91 zonas básicas de salud, 8 corresponderían a la provincia zamorana.

Por tanto, los municipios zamoranos que sanidad reordenará por tener menos pacientes de lo estipulado son: Alta Sanabria, con 186; Fuentesaúco, con 273; Santibáñez de Vidriales, con 315; Mombuey, con 345; Villarrín, con 368; Carbajales de Alba, con 374; Tábara, con 377; Bermillo de Sayago, con 385; Alcañices, con 389 y Villalpando, con 393.

Zamora, sexta provincia de la Comunidad que más cambios necesita, en este caso, con un total de 8 de las 91 zonas básicas de salud que requieren un reequilibrio de la carga de trabajo de sus médicos de familia por tener entre 400 y 800 tarjetas por facultativo.

Finalmente 101 zonas básicas de salud presentan una distribución de población por médico de referencia óptima, puesto que cada profesional tiene a su cargo entre 800 y 1.500 tarjetas.

Artículo anteriorBarcones considera que la Ley de la Cadena Alimentaria será un instrumento fundamental para hacer frente a las dificultades que atraviesan algunos sectores agrarios
Artículo siguienteLa delegada del Gobierno comparte con el Consejo de la Juventud de Castilla y León la respuesta de los Presupuestos Generales del Estado a las necesidades de la juventud en la Comunidad Autónoma