Con un sencillo acto, la fundación Leticia Rosino y el ayuntamiento de Tábara, convocaron a todos los vecinos de la población, para recordar a las víctimas de la violencia de género en el día establecido para ese fin, aunque como aseguraba Inmaculada Andrés, ese recuerdo debería estar presente todos los días del año.

Se quiso rendir un homenaje de recuerdo para que la memoria de las 37 mujeres, que en lo que va de año han perdido su vida por asesinos despiadados, no caigan en ese olvido que el tiempo siempre se encarga de borrar.

También hubo un recuerdo especial, para esa violencia que cada vez se está generalizando un poco más, la violencia vicaría, esa que afecta a numerosos niños y niñas, que pierden a su madre y algunas veces a su padre y siempre en circunstancias violentas, por lo que quedan marcados por la tragedia de por vida y con una sencilla vela blanca, y una frase expresada por la niña que la portaba, recordó a todos y cada uno de ellos, con esa pregunta que los mayores deberíamos saber responder. “POR QUÉ PAGAMOS LOS HIJOS LA IRA DE NUESTROS PADRES?”

Paquita Gutiérrez en representación del ayuntamiento de Tábara, quiso en nombre del pueblo de Tábara leer un manifiesto condenando este tipo de violencia.

Hoy 25 Noviembre, se celebra el día contra la violencia de género

Las agresiones y asesinatos de mujeres aparecen a diario en los medios de comunicación, son tan cotidianas, que empiezan a asumirse como algo inevitable.

 “La mujer denuncia después de muchas noches sin dormir y mucho miedo”. Los estudios demuestran que de cada 10 mujeres asesinadas sólo 3 habían denunciado; de ahí la gran importancia de los mensajes de sensibilización para que las mujeres denuncien.

Naciones Unidas definió en 1980 la violencia contra la mujer como “el crimen encubierto más frecuente del mundo”.

La Educación en Igualdad es el pilar básico para lograr la igualdad entre mujeres y hombres, es el gran motor social para erradicar la violencia de género.; trabajando en la comunicación, y publicidad para inculcar nuevos valores. Tenemos que procurar que las generaciones futuras vivan y se eduquen en igualdad.

No normalices el maltrato, DENUNCIA.

¡¡¡NI UNA MAS!!!

Muchas gracias.

La plaza de Tábara, se había ido llenando de gente, que deseaba en esos momentos, mostrar su indignación por esta incomprensible violencia, que cada vez resulta más deleznable.

37 mujeres de Tábara de todas las edades, fueron encendiendo una vela, para mantener con esa llama, vivo en nuestros corazones el recuerdo de cada una de las víctimas, y cada una de las niñas y mujeres, después de citar por la megafonía a la víctima que representaba, se dirigía hasta el centro de la plaza dejando su vela encendida y el nombre de la víctima sobre un gran lazo morado que se había puesto en el centro de la plaza.

Ha resultado un acto muy sencillo, pero a la vez muy significativo, ya que cada una de las velas, pretendía mantener vivo ese recuerdo de la víctima por la que se había encendido y como estrellas en el cielo, permanecerán eternamente entre nosotros.

Cuando todas las velas rodeaban el gran lazo morado, Inmaculada Andrés, quiso, como madre, compartir con todos los presentes lo que sentía en esos momentos:

Cada vez que me pongo a escribir sobre la Violencia de Género, un escalofrío recorre mi cuerpo.

Esa rabia contenida, esa impotencia de no poder hacer nada, de sentirte con las manos atadas, me cabrea cada día más.

Estamos acostumbrados a oír tan menudo un nuevo caso de violación o asesinato, que apenas nos causa sensación. ¿Y qué hacemos? NADA, pero NADA con letras mayúsculas.

Lo comentamos y lo juzgamos a nivel personal, juicio que no coincide con la sentencia de la justicia y ya está. Ahí queda todo.

Queremos creer en la justicia, y confiar en ella, pero las leyes existentes se vuelcan a favor del delincuente, del violador, del asesino; el precio que pagan por sus delitos es ridículo, sabiendo que la vida de una persona es lo más valioso, «NO TIENE PRECIO”.

Pedimos el endurecimiento de estas condenas, que estas alimañas no disfruten de tantos privilegios, y que se les aplique la prisión permanente revisable, además estamos viendo que todos estos asesinos, que salen a la calle en libertad, en muy poco tiempo vuelven a reincidir. Y ahora ¿Quién es el responsable?

La mayoría de las violaciones actuales están cometidas por personas cada vez más jóvenes, chicos que apenas son juzgados por su corta edad, y el castigo que se les impone es ridículo, insignificante, que en la mayoría de los casos, no sirve para nada.

LA LEY DEL MENOR debe ser actualizada, estos delincuentes, por jóvenes que sean, tienen que ser castigados y pagar con todas las consecuencias sus atrocidades.

En lo que va de año, 37 mujeres han sido asesinadas, cuantas Begoñas, Marías, Lauras, Leticias tienen que morir para que esto se pare?.

Desde hoy, entre todos podemos empezar a erradicar la Violencia de Género, si nos apoyamos en el RESPETO.

Hombres respetad a las mujeres.

Mujeres respetad a los hombres.

No queremos más dolor, no más muertes sin sentido.

Entre este tira y afloja de la Violencia de Género hay una diana muy frágil, LOS HIJOS, niños indefensos, fáciles de destruir  y que suelen pagar con sus vidas la ira de sus padres. Desgraciadamente esto pasa muy a menudo y es algo que no se puede consentir.

Señores políticos, legisladores, ¿Ustedes creen que estos asesinos se merecen una segunda oportunidad?, ¿Y las víctimas?, Ellas no tienen esa segunda oportunidad.  Hay que seguir trabajando duro para frenar esta lacra social de la Violencia de Género. Un asesino NUNCA debe salir a la calle en libertad.

Muchas mujeres están pidiendo en este momento un SOS, y debemos ayudarlas.

Los días pasan, los meses pasan, más violaciones, más asesinatos, y ¿qué estamos haciendo? NADA.

Tras las palabras de Inmaculada Andrés, los presentes guardaron un sonoro minuto de silencio, que sólo fue roto por los aplausos de los que se encontraban en la plaza.

Con este acto, el recuerdo de estas 37 víctimas y de todas las víctimas de la violencia de género, no caerá en el olvido y servirá para que nos revelemos ante cualquier injusticia en contra de las mujeres que podamos conocer.

Artículo anteriorComunicado que la asociación Viriatos Zamora ha hecho llegar al Sr. D. Carlos Fernández Carriedo, consejero de Economía y Hacienda de la Junta de CyL.
Artículo siguientePor una Tábara sostenible