A partir del miércoles se espera un aumento significativo de la inestabilidad en la Península Ibérica debido a la llegada por el oeste de una dana (depresión aislada en niveles altos) que, junto con las temperaturas altas propias del verano y la convergencia sobre el interior peninsular de flujo con alto contenido de humedad, tanto atlántico como mediterráneo, dará lugar a tormentas generalizadas sobre la Península. Esta situación se mantendrá también el jueves, día en el que probablemente las tormentas también afectarán a Baleares.

Las tormentas serán frecuentes, prácticamente generalizadas y localmente fuertes o muy fuertes, es decir, además de gran cantidad de aparato eléctrico, localmente podrán ir acompañadas de chubascos y rachas fuertes o muy fuertes y de granizo superior a 2 cm. Debido al forzamiento propio de las danas las tormentas podrán tener lugar a cualquier hora, de día o de noche, aunque sobre el interior peninsular se espera que sean más frecuentes durante las tardes del miércoles y del jueves debido a la influencia del calentamiento diurno. Es probable que, por la posición de la dana, las tormentas sean menos frecuentes en el extremo sur peninsular. Respecto a Baleares, se espera que sean más intensas durante las últimas horas de la tarde del jueves, especialmente en el nordeste de Mallorca y posiblemente en Menorca debido a la presencia de un pequeño centro de bajas presiones en el entorno de las islas.

En cuanto a la evolución de esta situación meteorológica adversa, lo modelos señalan que a partir del viernes la dana se debilitará a medida que se integra en la circulación general atmosférica, alejándose de la Península y finalizando este episodio de tormentas generalizadas.

Artículo anteriorCarbajales de Alba celebra sus fiestas del 1 al 10 de septiembre.
Artículo siguienteTRASLADADA AL HOSPITAL DE ZAMORA UNA MUJER DE 69 AÑOS TRAS SUFRIR UNA AGRESIÓN CON ARMA BLANCA EN VILLARRÍN DE CAMPOS (ZAMORA)