Raquel Herrera – 15 de febrero de 2016.

Una treintena de miembros del Club Motero madrileño «Sanglas», cuyos integrantes provienen de diferentes lugares de la Península como Castilla y León, Madrid, Extremadura, entre otros, se dieron cita en la mañana de ayer sábado en la villa tabaresa. Allí visitaron el «Centro de Interpretación Beato de Tábara»,

donde pudieron contemplar los tres manuscritos confeccionados en el Monasterio de San Salvador en el siglo X. Posteriormente, continuaron su ruta hacia otros lugares de interés de la Sierra de la Culebra.

Los tabareses pudieron admirar durante una hora las míticas motos «Sanglas» fabricadas en España entre 1942 y 1981, auténticas joyas de dos ruedas, utilizadas durante décadas por la Guadia Civil de Tráfico.