Una intensa tormenta de lluvia, granizo y fuertes vientos azotó la localidad de Tábara hoy, provocando un incidente notable en la carretera Nacional 631. Durante aproximadamente diez minutos, la tormenta desató su furia sobre la zona, causando estragos a su paso. Como consecuencia directa de esta tormenta, un árbol fue derribado en medio de la carretera, interrumpiendo el tráfico durante aproximadamente una hora.

Las condiciones climáticas adversas dificultaron el acceso a la carretera afectada, pero los bomberos, respondieron rápidamente a la llamada de emergencia y se desplazaron al lugar con prontitud. Después de una laboriosa tarea de limpieza, finalmente lograron despejar el árbol caído y restaurar la circulación en la vía.

Es fundamental recordar a todos los conductores la importancia de estar alerta durante condiciones climáticas extremas y seguir las instrucciones de seguridad emitidas por las autoridades pertinentes. Además, es aconsejable mantenerse informado sobre las condiciones meteorológicas y, si es posible, evitar viajar durante tormentas severas para evitar situaciones peligrosas como esta.

PROMOCIÓN
>