Desde octubre pasado, los peregrinos que llegaban a Zamora desde Levante y el sur de España se han enfrentado a obstáculos inesperados debido a las obras en el emblemático Puente de Piedra de la ciudad. Esta situación los ha obligado a buscar alternativas para acceder a la parte norte del río Duero. Con el anuncio de que las obras se prolongarán durante cuatro meses más, la Asociación Zamorana de los Caminos de Santiago ha tomado medidas para garantizar la seguridad y la comodidad de los peregrinos.

A partir de hoy, la asociación ha decidido reconducir a los peregrinos que vienen desde Toro, provenientes del Camino de Levante, a través del Puente de Hierro, ofreciendo así una ruta alternativa y segura para ingresar a la ciudad. Además, para aquellos peregrinos que están recorriendo la Vía de la Plata, se ha habilitado un acceso provisional a través del Puente de los Poetas y un camino junto al río que les permite llegar al interior de Zamora.

Para asegurar que los peregrinos no se pierdan en su camino hacia la ciudad y hacia el albergue, se han implementado medidas de señalización temporales. Las flechas que antes indicaban la dirección hacia el Puente de Piedra han sido tachadas con cinta adhesiva, lo que facilitará su eliminación una vez que el puente esté nuevamente abierto al público. En su lugar, se han colocado tablillas con flechas amarillas, también sujetas con cinta adhesiva en lugares estratégicos, proporcionando una guía clara y fácil de seguir.

PUBLICIDAD

Con estas medidas, la Asociación Zamorana de los Caminos de Santiago busca minimizar las molestias causadas por las obras en el Puente de Piedra y garantizar una experiencia positiva para los peregrinos que eligen Zamora como parte de su ruta hacia Santiago de Compostela. Se espera que estas soluciones temporales ayuden a mantener el flujo constante de peregrinos y a preservar la tradición y el espíritu del Camino de Santiago en la ciudad.

Publicidad

.

Publicidad