La necesidad urgente de luchar contra el cambio climático ha llevado al Ayuntamiento de Zamora a diseñar de forma global como será la ciudad del futuro. Los principales objetivos que se persiguen son que el peatón recupere espacio público y reducir tanto emisiones de gases invernadero como el ruido.

 Para ello, el Consistorio ha elaborado un Plan de Choque a medio y largo plazo que pretende convertir Zamora en una ciudad más saludable, con actuaciones encaminadas a reducir el tráfico rodado, mejorar la movilidad, promocionar el uso de la bicicleta y fomentar el transporte público.

Leer más en ZN

Artículo anteriorGarrote seguirá luchando por alcanzar sus metas y lograr un «piragüismo más transparente»
Artículo siguienteCONVOCADO CONCURSO DE MÉRITOS ORDINARIO PARA LA PROVISIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO DE PERSONAL FUNCIONARIO