• La Junta de Castilla y León incrementa un 25 % el presupuesto destinado a este recurso para facilitar la conciliación laboral y familiar, llegando a los 2,5 millones de euros en 2023
  • ‘Conciliamos’ mantiene los mismos precios desde 2013: 4 euros diarios para los núcleos familiares con una capacidad económica de entre 9.000 y 18.000 euros y 6 euros si superan ese umbral

Casi 8.000 niños van a participar en el primer periodo del programa ‘Conciliamos’. Concretamente, 7.920, es decir, 1.980 de media por semana. Una participación que aumenta en un 10 % respecto al año anterior. Y lo harán en uno de los 158 centros escolares habilitados para prestar este recurso: 40 más que en 2022. El pasado año, el total de beneficiarios alcanzó los 15.553, mientras que la previsión para este verano es que esas cifras se superen.

De este modo, esta iniciativa avanza de manera sustancial ofreciendo a las familias una alternativa de ocio para los niños, en una apuesta decidida por la conciliación. Así lo ha señalado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, quien ha presentado el programa en su versión veraniega durante la visita al CEIP ‘Caño Dorado’, de la localidad vallisoletana de Zaratán, espacio en el que, durante el primer periodo, es decir, hasta el 28 de julio, participará un total de 107 niños.

La consejera ha recordado que la conciliación familiar y laboral es una prioridad para la Junta de Castilla y León, puesto que así se refleja en el Plan Familias: un amplio abanico de medidas dirigido a los 300.000 hogares de la Comunidad con menores de 25 años. Ayudas, recursos, programas y servicios que tratan de profundizar en la corresponsabilidad en el entorno familiar a la hora de conjugar tiempo de trabajo y cuidado de los hijos. Además, ha añadido, es una vía clara para favorecer la igualdad y frenar el descenso de la natalidad.

En ese contexto se encuentra el programa ‘Conciliamos’, una alternativa lúdica para menores de entre 3 y 12 años −que se amplía a los 14 para niños con necesidades educativas especiales− que se ofrece durante las vacaciones escolares: Carnaval, Semana Santa, verano y Navidad. En este caso, el periodo estival se divide en dos espacios de tiempo en los que las familias pueden inscribir a los menores: del 26 de junio al 28 de julio y del 31 de julio al 31 de agosto, cuyo plazo para apuntarse permanecerá abierto del 3 al 11 de julio.

La iniciativa se desarrolla gracias a la colaboración entre la Gerencia de Servicios Sociales de Castilla y León y las entidades locales de las nueve provincias, articulada a través de un convenio: los ayuntamientos prestan las instalaciones y se encargan del mantenimiento, mientras que la Junta financia el coste de los monitores y los materiales que se utilizan durante el verano. Para 2023, la Junta aportará una cantidad de 2,5 millones de euros, un 25 % más que el año pasado.

Además, tal y como ha recordado la titular de Familia, el programa lleva manteniendo los mismos precios desde 2013: 4 euros diarios para los núcleos familiares con una capacidad económica de entre 9.000 y 18.000 euros y 6 euros si superan ese umbral. No obstante, es totalmente gratuito para las familias con menor renta, las numerosas con categoría especial, menores protegidos, extranjeros participantes en acogida temporal y familias en las que alguno de sus miembros ostente la condición de víctima del terrorismo o de la violencia de género.

En la actualidad y desde 2021, ya no existe la barrera de un mínimo de 3.000 habitantes para los municipios que podían incluirse en el programa. Ello implica que todas y cada una de las localidades de Castilla y León pueden acceder a este recurso, siempre y cuando se inscriban, al menos, cinco niños.

El Conciliamos más inclusivo

Hace ya dos campañas, se puso en marcha ‘Conciliamos Incluye’, con un contenido similar, pero destinado, exclusivamente, a aquellos centros de alta complejidad socioeducativa en los que hay un alto porcentaje de menores pertenecientes a minorías étnicas y culturales o sus entornos familiares se encuentren en una situación económica desfavorable. También están incluidos los familiares directos de víctimas del terrorismo, violencia de género o que tengan dificultades para acceder a la vivienda. Una acción integrada en el ‘Programa 2030’, impulsado por la Junta para mejorar la situación socioeducativa de los menores escolarizados en estos centros.

Esta versión del programa se desarrolla junto a las asociaciones que trabajan en barrios con población en riesgo de exclusión. De hecho, los requisitos de acceso se flexibilizaron para que los niños en situación de vulnerabilidad puedan continuar realizando actividades durante el verano y afianzando su integración social. El pasado año participaron 1.117 menores en los cinco centros habilitados −Aranda de Duero (Burgos), Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora−, un 160 % más que el año que se inició.

Más alternativas para conciliar

Junto a ‘Conciliamos’, el Plan Familias ofrece diferentes alternativas durante todo el año para que las familias puedan organizarse, especialmente, en el medio rural. El programa ‘Crecemos’ se desarrolla en pequeños municipios sin recursos públicos o privados en la materia y está dirigido a niños de 0 a 3 años. Se realiza mediante la colaboración entre la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades y los ayuntamientos y, a partir del próximo curso, en aquellos núcleos cuya demanda no alcance las 15 plazas, será gratuito.

Por otra parte, aún está abierto el plazo para solicitar el ‘Bono Concilia’, una ayuda económica de 750 euros por hijo menor de tres años para hacer frente gastos relacionados con la conciliación: guardería, cuidadores, etc. Está dirigido a aquellas familias cuyos responsables trabajen. Este año, esta subvención se ha presupuestado en 11 millones de euros, lo que permitirá ampliar el número de beneficiarios. Las familias pueden presentar hasta el 21 de julio la solicitud a través de la Sede Electrónica de la Junta de Castilla y León .

PROMOCIÓN
>