El Servicio de Emergencias 1-1-2 ha registrado en lo que va de año un aumento de más del 50 % de llamadas huecas -aquellas que son atendidas por los gestores en las que no se percibe señal o un interlocutor-, vinculadas a una actualización del sistema operativo Android. Para evitarlas, se recomienda a los usuarios realizar ajustes en sus móviles y desactivar la opción ‘Mensaje de emergencia’, que viene seleccionada de fábrica.

El 1-1-2 de Castilla y León ha detectado un incremento superior al 50 % en el número de llamadas huecas recibidas desde el comienzo del año en comparación con las mismas fechas del año pasado. Esta clasificación se emplea con aquellas llamadas telefónicas que atiende un gestor de emergencias 1-1-2 en las que no se percibe ninguna señal o un interlocutor válido al otro lado de la línea.

Ese aumento parece coincidir en el tiempo con la actualización del sistema operativo Android de los teléfonos móviles a la versión 12, que incorpora una nueva función dentro de sus ajustes de manera que pulsando cinco veces seguidas el botón de encendido, se puede realizar una llamada al 1-1-2.

Esa función tiene el inconveniente, sin embargo, de que se hagan llamadas al número de emergencias involuntariamente, si por ejemplo se lleva el teléfono en un bolso o en la ropa, o si se toca el botón de encendido repetidamente sin percibirlo. La consecuencia de ello es que un gestor de emergencias tendrá que atender esa llamada y, en consecuencia, no estará disponible para recibir llamadas que sí comunican una emergencia real.

Para evitar realizar esas llamadas no procedentes al teléfono de emergencias 1-1-2, hay que buscar en los ajustes del sistema operativo la opción ‘Seguridad y emergencia’, y una vez en ella, desactivar la opción ‘Mensaje de emergencia’, que viene seleccionada de fábrica.

PROMOCIÓN
>