El pasado 21 de abril, Cesáreo Fernández Fresno, cumplió años, pero no se trataba de un cumpleaños cualquiera, llegaba a esa edad a la que muy pocos consiguen acceder, ese día, cumplió un siglo de vida.

Sin duda, una larga vida plagada de muchos momentos que se convierten en especiales cuando echas la vista atrás y vas recordando esos instantes que consiguen perdurar con el paso del tiempo.

Cesáreo, celebró su cumpleaños en la intimidad de la familia, nos encontrábamos en pleno confinamiento por el Covid 19 y no se pudo realizar esa celebración con la mayoría de los suyos, que muchos hubieran deseado.

Tampoco ahora era el momento de congregar a una buena parte del pueblo, como se merece este centenario, reuniendo a todas las personas que han convivido durante toda su vida cerca de él, pero el ayuntamiento de Tábara, quería hacerle el reconocimiento que se merecía y no deseaba que transcurriera mucho tiempo, por eso se ha realizado un acto en la intimidad, para evitar las seguras aglomeraciones, de todos los que, estamos convencidos, hubieran deseado encontrarse en este acto.

El Ayuntamiento de Tábara representado por su alcalde Antonio Juárez, acompañado por la familia de Cesáreo y algunos representantes de la asociación de jubilados de Tábara, le ha hecho entrega de una placa conmemorativa de esta efemérides, antes de celebrarse la misa del día grande de las fiestas de Tábara.

Resulta una satisfacción poder contar con personas como Cesáreo, que son un testimonio de la calidad de vida de esta tierra y que por su longevidad, representan todo lo que esta tierra puede llegar a aportarnos.

Esperamos y deseamos que Cesáreo siga cumpliendo años y que todos podamos celebrarlo, felicitándole personalmente fuera de este estado de confinamiento en el que ahora nos encontramos.