Ángel Blanco ha presentado el dispositivo de vialidad invernal 2021 – 2022

  • El subdelegado destaca la disposición de medios materiales, con 39 quitanieves, más de diez mil toneladas de sal y 24 estaciones meteorológicas
  • Previstas 55 zonas de aparcamiento para camiones y vehículos ligeros, con 3.009 plazas, para evitar bloqueos
  • Ángel Blanco recuerda que “es primordial la colaboración de los ciudadanos, quienes deben informarse de la meteorología y del estado de las vías, así como tomar las precauciones debidas antes de emprender viaje”

Los 789 kilómetros de carreteras del Estado en la provincia estarán atendidos este invierno con 39 máquinas quitanieves, más de 10.000 toneladas de sal y 410.000 litros de salmuera, según el dispositivo de vialidad invernal que el Gobierno de España ha dispuesto para mantener en buen estado de uso las carreteras estatales en Zamora. Así lo ha anunciado el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, quien destacó también el refuerzo de los mecanismos de información a los ciudadanos, a quienes pidió su colaboración poniendo el acento en la prevención ante las circunstancias meteorológicas adversas.  

En la mañana de hoy se ha celebrado en el Centro de Conservación de Carreteras del Estado ZA – 1 la reunión de la comisión que coordina el dispositivo en la Red de Carreteras de titularidad estatal en Zamora para afrontar la prevención, vigilancia y actuaciones de vialidad invernal 2021-2022. El subdelegado del Gobierno ha presidido la reunión e informado de diversos aspectos de interés. Dado que la zona noroeste, limítrofe con Galicia, es la más problemática en invierno, el operativo se coordina además con la Subdelegación del Gobierno en Orense.

A esta reunión, celebrada bajo la dirección y supervisión de la Subdelegación del Gobierno, han asistido también los responsables de Guardia Civil y el Subsector de Tráfico, Comisaría de Policía, Jefatura Provincial de Tráfico, representantes de la Junta de Castilla y León, Diputación Provincial, Ayuntamientos de Zamora, Benavente, Toro y Puebla de Sanabria, así como los técnicos de la Unidad de Carreteras, Protección Civil, empresas concesionarias del mantenimiento y conservación de las vías estatales y un representante de Cruz Roja Española en Zamora.

Dispositivo especial

El subdelegado del Gobierno ha recordado que el ámbito de aplicación de este protocolo es la provincia de Zamora y que está vigente todo el año, aunque se activa un dispositivo especial en las épocas con mayor riesgo en cuanto a fenómenos meteorológicos adversos y en función de las previsiones.

El dispositivo para este invierno cuenta en Zamora, en lo que a medios humanos se refiere, con unas 200 personas, manteniéndose los medios materiales respecto a los últimos ejercicios. El número de máquinas quitanieves permanece en 39, 28 de ellas con extendedor de sal y 11 con extendedor de salmuera. Respecto a las plantas de acopio de fundentes se contabilizan 6 depósitos y 40 silos que almacenarán 10.070 toneladas de sal y 9 plantas de salmuera con 410.000 litros de producto. Asimismo, se disponen de 24 estaciones meteorológicas en la provincia, de las que 21 tienen carácter fijo y 3 son móviles.

Garantizar el tráfico

El subdelegado del Gobierno ha destacado que “estas medidas tienen como objetivo minimizar todo lo posible los efectos que la nieve y el hielo producen sobre las carreteras”. En este sentido, Ángel Blanco ha añadido que “de lo que se trata es de mantener nuestras carreteras en las mejores condiciones posibles, incluso en los momentos en los que la nieve, el agua, el hielo, el granizo, la niebla o el viento compliquen la situación”. Ha explicado que “el plan tiene también como fin que los tramos y periodos con restricciones al tráfico y retenciones sean mínimos, y ofrecer la oportuna atención a las personas que se encuentren en los vehículos, cuando sea necesario”.

El temporal Filomena, protagonista invernal el pasado mes de enero, ha estado muy presente en la reunión celebrada en la mañana de hoy. Ángel Blanco ha incidido en este aspecto, indicando que “pese a todo lo que aquí les he dicho, pese a los medios materiales y humanos y pese a nuestro compromiso de trabajar para intentar que no haya problemas en las carreteras del Estado, sabemos que puede haber situaciones, por la intensidad de las nevadas o de otras condiciones meteorológicas extremas, que obliguen a recomendar a los ciudadanos que no utilicen determinadas vías y también a exigir el uso de cadenas o incluso a prohibir transitar por determinados tramos. Si estas circunstancias llegaran a darse, pido a los ciudadanos comprensión y colaboración. Por eso es tan importante permanecer atentos a las informaciones oficiales transmitidas a través de los medios antes indicados. Y es esencial seguir las indicaciones que se den por parte de Protección Civil, de la Aemet y de la DGT”.

789 kilómetros de vías

El subdelegado del Gobierno ha resaltado el esfuerzo del Estado en la dotación de recursos materiales y humanos para que las carreteras de la provincia se encuentren en las mejores condiciones en esta campaña, lo que se traduce en el amplio despliegue de máquinas quitanieves y plantas de sal, además de continuar con la renovación de las unidades más empleadas.

De este modo, la red estatal de carreteras (789 kilómetros, de ellos más de 300 de autovía) estará atendida este invierno con los medios materiales ya descritos y un número de personas similar a otras campañas, 200 aproximadamente, según el estándar alcanzado en años anteriores.

En cuanto a los medios humanos de la provincia, al personal estrictamente imputable al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y a las empresas de conservación, en torno al centenar de personas, se añaden los efectivos propios de la Unidad de Protección Civil de la Subdelegación del Gobierno, de la Jefatura Provincial de Tráfico, de la Guardia Civil y de la Policía Nacional.

3.009 plazas de estacionamiento para el embolsamiento de vehículos

Por último, en cuanto a los recursos disponibles, el subdelegado del Gobierno ha explicado que existe un plan detallado con la planificación de 55 zonas de estacionamiento, con 1995 plazas para camiones y 1.014 para vehículos ligeros, a lo largo de toda la red de carreteras del Estado en la provincia de Zamora. Estas plazas de estacionamiento son necesarias en caso de proceder a un “embolsamiento” preventivo de vehículos.

Además, aunque con dependencia funcional de la Unidad de Carreteras de Valladolid, en la A – 6 a su paso por Villalpando y Benavente están en servicio alrededor de 600 plazas más de estacionamiento para vehículos pesados.

Otros medios de apoyo

Además de los recursos estrictamente provinciales, el subdelegado del Gobierno se ha referido a otros medios de apoyo compartidos y a servicios relacionados con la predicción meteorológica, la difusión de alertas, las campañas de concienciación de la DGT o la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Colaboración ciudadana

La subdelegación del Gobierno en Zamora recuerda que en esta campaña es fundamental la colaboración ciudadana. Ante los temporales de frío y nieve, los ciudadanos deben extremar las precauciones e informarse de la situación meteorológica y del estado de las carreteras antes de iniciar sus desplazamientos.

Fases de la AEMET y niveles de riesgo de la DGT

La campaña de vialidad invernal propiamente dicha suele encuadrarse entre el 1 de noviembre y el 30 de abril, aunque los agentes intervinientes se mantienen atentos y preparados si se producen episodios antes o después de estas fechas.

Desde la Subdelegación del Gobierno, se ruega que los medios de comunicación se familiaricen con las denominaciones empleadas por las diferentes administraciones y entidades para transmitir con criterio la situación ante la que nos encontramos.

De esta manera, se declara la fase de alerta cuando la AEMET emita boletines de aviso por nevadas con niveles amarillo (que por sus especiales características permitan prever riesgos sobre la vialidad), naranja o rojo. El solo hecho de activar esta fase significa que las unidades de Carreteras movilizan a sus medios en la zona en la que se activa. A las esparcidoras de sal y fundentes, a las máquinas quitanieves. Significa que la Guardia Civil despliega a sus efectivos de Tráfico y que se realizan las previsiones necesarias por si hubiera que reunir el Comité Ejecutivo de este órgano.

Se declarará la fase de preemergencia cuando la intensidad de la nevada hace prever dificultades para la circulación o cuando la nieve caída, el hielo u otra circunstancia dificulte efectivamente la circulación.

Y se declarará la fase de emergencia cuando resulte necesario prestar atención a personas que han quedado bloqueadas o retenidas y no pueden seguir su viaje por medios propios.

Por su parte, los niveles de riesgo que establece la DGT son los siguientes:

Nivel Verde. Comienza a nevar. Se pide prudencia.

Nivel Amarillo. Hay nieve en la calzada. Ya no pueden circular camiones.

Nivel Rojo. La calzada está completamente cubierta de nieve. Sólo pueden circular turismos con cadenas o neumáticos de invierno.

Nivel Negro. La carretera se encuentra intransitable y está cerrada al tráfico.

Artículo anteriorLa reserva hídrica española se encuentra al 39,1 por ciento de su capacidad
Artículo siguienteZAMORA10 APOYA LA REIVINDICACIÓN DE LA DIPUTACIÓN PROVINCIAL PARA QUE LA PROVINCIA TENGA UNA FISCALIDAD DIFERENCIADA.