El consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago, ha recibido esta mañana a este histórico cooperante internacional, fundador del Proyecto Hombres Nuevos en Bolivia, nominado para el Nobel de la Paz en 2021 y con un largo historial de colaboraciones con la Dirección General de Acción Exterior de la Junta de Castilla y León.

El misionero Nicolás Antonio Castellanos Franco, originario de la localidad leonesa de Mansilla del Páramo, es una de las figuras más importantes de la cooperación al desarrollo a nivel internacional. En 1991, tras haber ejercido como obispo de Palencia durante trece años, presentaba su renuncia ante Juan Pablo II y se trasladaba a Bolivia, donde ha desarrollado, hasta hoy, la mayor parte de su labor como cooperante internacional. Entre otras muchas menciones, destaca como ganador del Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1994, del Premio Castilla y León a los Valores Humanos en 2001 y de la Medalla al Mérito Profesional de Castilla y León en 2022, sin olvidar su nominación para el Premio Nobel de la Paz en 2021.

Desde el año 2001, ha mantenido una estrecha relación con la Dirección General de Acción Exterior de la Junta de Castilla y León. A través de la Fundación Hombres Nuevos, constituida por Castellanos en 1999, muchos de sus proyectos en Bolivia han resultado beneficiarios de algunas de las líneas de subvenciones convocadas por esta dirección general, hoy perteneciente a la Consejería de la Presidencia. En total han sido nueve proyectos los que la Junta de Castilla y León ha financiado, por un importe total de 696.277 euros.

Entre estos proyectos, destaca la construcción de tres internados en las localidades bolivianas de Quilloma, Tomata y Santa Rosa, entre los años 2016 y 2018, que en conjunto gozaron de una aportación de 369.945 euros por parte de la Junta. Hasta 512 niñas y 352 niños del altiplano aimara se han beneficiado de la existencia de estos nuevos internados.

Reflexionando acerca de la utilidad de estos tres proyectos de escuelas, Nicolás Castellanos ha agradecido la “colaboración generosa de la Junta de Castilla y León, gracias a la cual ha culminado una obra necesaria para una zona en la que los niños y las niñas tienen que pasar penurias para llegar cada día al colegio, debido a la distancia a la que se encuentra este de sus humildes casas”. Castellanos ha destacado que gracias a esta colaboración, los niños ya no tienen que recorrer distancias que abarcaban hasta cuatro horas de camino para asistir a su colegio.

Por su parte, el consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago, se ha mostrado “honrado y orgulloso por la visita de una figura con tanto reconocimiento internacional como la de Nicolás Castellanos”, y ha añadido que Castellanos es uno de los ejemplos más representativos y de mayor éxito de la solidaridad de Castilla y León, una comunidad autónoma de la que procede casi el 10 % de los cooperantes internacionales.

Además del proyecto al que se ha hecho referencia, la Fundación Hombres Nuevos y la Junta de Castilla y León han trabajado juntos en acciones relacionadas con la lucha contra la desnutrición infantil, la marginalidad social, la incidencia de enfermedades prevenibles en los niños y en las niñas, o las dificultades para el acceso al agua.

En el ámbito de la cooperación al desarrollo, cabe recordar que el plazo de solicitud de subvenciones para Proyectos de Desarrollo y Microacciones en el exterior continúa abierto hasta el 27 de julio. Ambas partidas suman un importe total de 3.900.000 euros: 3.300.000 para Proyectos de Desarrollo y 600.000 para Microacciones. La Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Presidencia, sigue consolidando de esta manera su compromiso con la cooperación al desarrollo y la acción exterior, cuyo presupuesto para el año 2023 se ha incrementado en un 25 %.

PROMOCIÓN
>