Cuenta con una superficie 21.326,02 hectáreas. Zamora cuenta con el mayor número de empresas micológicas de Castilla y León. La recolección de setas con fines recreativos ha generado en los últimos años una nueva actividad como es el mico turismo.

El Parque Micológico Montes del Noroeste Zamorano (Zamora Micológica) ha sido inaugurado ayer por el presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo Rodríguez, acompañado los vicepresidentes primero y tercero, José María Barrios Tejero y Javier Faúndez Domínguez, respectivamente; el diputado de Agricultura y Ganadería, Ángel Sánchez Hidalgo; y los diputados provinciales por Sanabria-La Carballeda, Ramiro Silva Monterrubio, y Benavente, Emilio Fernández Martínez y Atilana Martínez Mayado, en un acto celebrado en el Paraje de las Encinas Milenarias de San Pedro de Ceque.

 El presidente de la Institución Provincial ha apuntado que “se trata de un proyecto ambicioso que ha requerido del esfuerzo, la constancia y el tesón de todo el equipo del Área de Agricultura de esta Diputación que, en colaboración con la Junta de Castilla y León y con el Centro de Servicios y Promoción Forestal y de su Industria de Castilla y León (CESEFOR) han hecho posible este enclave micológico”.

En este sentido, ha añadido que “la repercusión económica del aprovechamiento de este Parque Micológico es innegable, ya que el beneficio de la cosecha va para los propietarios de los montes, los recolectores y las empresas micológicas”. 
El Parque Micológico de los Montes del Noroeste zamorano obtuvo su declaración oficial mediante Orden de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León el pasado 28 de abril de 2022. Tiene una superficie 21.326,02 hectáreas repartidas en 11 municipios, en el entorno de espacios protegidos como la Reserva Regional de la Sierra de la Culebra, la Reserva Natural Fluvial Río Negro, la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Mesta ibérica y en la Red Natural 2000.Forman parte de este Parque los Ayuntamientos de Asturianos, Espadañedo, Peque, Trabazos, San Vitero, Viñas, Riofrío, San Pedro de Ceque, Santibáñez de Vidriales, Ferreruela de Tábara y Brime de Sog.
Su producción media anual se estima en 17.1776 kilogramos, aunque puede sufrir numerosas fluctuaciones debido a la climatología. Los productos recolectados en este territorio están certificados PEFC (gestión forestal sostenible) y como producción ecológica.

Zamora constituye uno de los escenarios preferidos para los buscadores de setas.
Esta actividad, permite recolectar una media anual de 2,7 millones de kilos de hongos comestibles en la provincia, que generan una renta en torno a los 9,4 millones de euros al año, según el «Diagnóstico Micodata de producción y aprovechamiento micológico en la provincia de Zamora» del proyecto MICOCYL. La provincia de Zamora cuenta con el mayor número de empresas micológicas de Castilla y León. Actualmente, en nuestro territorio están instaladas diez empresas de primera transformación dedicadas a la compraventa de productos micológicos.

Las industrias, ubicadas en las principales áreas productoras (Alcañices, Fradellos, Manzanal de los Infantes, Pozuelo de Tábara, Puebla de Sanabria, El Puente, Rabanales, San Vitero, Villardeciervos y Villarino de Sanabria), contribuyen a la fijación de la población en áreas rurales desfavorecidas, ya que la recolección de setas implica actualmente al 60% de la población rural de las comarcas productoras (aproximadamente 3.000 personas).  

MICOTURISMO

La afición creciente por la recolección de setas con fines recreativos ha generado en los últimos años una nueva actividad como es el mico turismo. Según los últimos datos disponibles, el 54% de los alojamientos del ámbito rural de la región tienen clientes mico turistas procedentes de otras regiones de España que nos visitan 3 veces/año y permanecen de media 3 días por visita. Otro de los aspectos importantes es la gastronomía, con la presencia de hongos silvestres comestibles en las cartas del 52% de los restaurantes del medio rural. Este es uno de los grandes atractivos para los mico turistas que se desplazan a Zamora en temporada de setas, ya que se estima que invierten el 23% del presupuesto de su visita en restauración.

Por último, la venta de productos micológicos a los turistas representa una importante fuente de ingresos para el comercio local. Se ha podido constatar que la compra de productos alimenticios por los visitantes asciende al 4% del gasto que realizan durante su estancia.

PROMOCIÓN
>