La migración de un país a otro ha existido desde hace mucho tiempo, ya sea por motivos de crisis económicas, desahucios, búsqueda de una mejoría de calidad de vida, o simplemente la idea de un cambio de vida radical ha llevado a las personas a tomar esta vía durante siglos que algunos no piensan dos veces, y para otros, suele ser una decisión muy difícil que hay que valorar

¿Te ayudo?

Los que piensan en migrar, siempre construyen una lista de los pros y los contras de migrar, comienzan tachando, borrando y al final rompiendo y volviendo a comenzar de nuevo la lista, algo que puede tardarse meses. En España, desde el 2013 ha subido de manera notable la cantidad de emigrantes, y otros miles de personas nos fuimos buscan la respuesta a la pregunta a otro país ¿me quedo o me voy? Y aquí no está esa respuesta, pero puedes encontrar los pros y contras de emigrar de España. Lo mío fue me voy o pierdo los niños desahucio tras desahucio, si trabajo sin casa sin futuro.

Lo bueno de migrar para los interesados en aprender un nuevo idioma, al migrar a un país donde se hable otro idioma, será más fácil aprenderlo de la manera correcta. Entender y adaptarse a una, varias culturas nuevas. Construir un nuevo círculo social, donde existan amigos con otras culturas diferentes a la tuya.Trabajar por ti, depender solo de tu esfuerzo y con más posibilidades de ascenso que en España. Aprender cada día algo nuevo, salir de tu zona cómoda y enfrentarte a nuevos retos. Desaprender hábitos y costumbres de tu vida cotidiana, para aprender hábitos y costumbres que quizá sean mejores para tu vida. Ver y conocer a fondo lugares que solo conocías en fotografía, sorprender tu vista con paisajes nuevos. Las cosas buenas que te pasen las celebraras y apreciaras mucho más, y las cosas malas podrían ser experiencias para contar lo malo de migrar. Al comienzo, al migrar a otro país de otro idioma, el dominio de las palabras puede convertirse en algo frustrante o incluso una limitación, pero más adelante esto se convertirá en un beneficio más que una limitación. No poder ver a la familia todo el tiempo que se desea para muchos es algo negativo, algo que hará que aprecies mucho esas reuniones de navidad que antes preferías evitar. Añorarás tu casa, tu idioma, tu gente, todo lo que te rodeaba. Tendrás que recurrir con frecuencia a establecimientos de comida rápida. Al principio, si migras solo, pasarás un buen tiempo sin amigos ni conocidos con los que compartir. Quizá la forma de vida que lleven en otro país no te agrade mucho, como sus hábitos y costumbres, algo a lo que deberás acostumbrarte.

Entre pros y contras, se puede ver qué es lo mejor según el punto de vista de cada uno, pues cada persona tiene sus pros y contras personales, con motivos para irse y para quedarse, lo importante siempre es tener todo preparado con meses de anticipación, ante todo con una actitud positiva.