SAF – 18 de agosto de 2014.

El primer encierro urbano de Tábara pasó la prueba con sobresaliente.

 Todo un éxito de público y a juzgar por la algarabía de los valientes y arriesgados que saltaron al asfalto, lo pasaron genial.

Las dos vaquillas dieron mucho juego, incluido chapuzón en el pilón, no solo de las vaquillas, más de uno también visitó el bebedero u no para beber, precisamente.

En tercer lugar salió un toro que parecía tener más miedo que verguenza, y tardó en reaccionar; pero en conjunto fue una tarde noche muy divertida para los valientes y arriesgados que lopasaron en grande, pero también el público asistente que no cabía a lo largo del recorrido.

Un éxito, sin duda, este primer encierro.