La Fundación Leticia Rosino acaba de publicar ‘Mis ilusiones rotas’, un libro sobre violencia de género elaborado con las aportaciones de 335 escolares de 18 centros educativos de la provincia de Zamora. La portada de la obra, cuya primera edición es de 200 ejemplares, incluye el dibujo de una flor con varios pétalos deshojados, en cuyo centro figura el nombre de ‘Leti’, como todo el mundo llamaba a la joven. 

En su casa, en Tábara, Inmaculada Andrés (Sesnández de Tábara, Zamora, 1963) expone con suma serenidad y firmeza la necesidad de un cambio legislativo para que los jueces “no tengan que imponer penas tan leves a quienes no valoran nada una vida”.

La persona que cometió ese crimen tenía, entonces, 16 años, por lo que ingresó en un centro de menores y, ahora, ya en la cárcel, cuenta los días para recuperar su libertad, cosa que ocurrirá en apenas cuatro años. Después, no podrá acercarse durante un lustro ni a Tábara ni a Castrogonzalo. Ante estos plazos que se antojan exiguos, el clamor de la familia de Leti es insistente para que se modifique la Ley del Menor y “no salgan tan baratos” los delitos en los que se cercena de raíz una vida.

Pincha en el enlace de abajo para escuchar la entrevista

https://www.cope.es/emisoras/castilla-y-leon/zamora-provincia/zamora/la-manana-en-zamora/audios/mediodia-zamora-2021-20211213_1663825

Artículo anteriorTábara recrea un Belén Viviente con motivo del concurso Navidades con Ilusión
Artículo siguienteÚltimos cuatro días para apuntarte al concurso de Decoración de Fachadas. Date prisa