Tábara acoge este año un Belén Viviente recreado por varias vecinas para animar estas Navidades como una actividad más dentro del concurso Navidades con Ilusión.

Esta nueva iniciativa, creada por la imaginación de Soraya, Bea, Azucena y Elena, con el único propósito de animar las Navidades en Tábara y animar y entretener a sus vecinos de una forma altruista. Ellas han pensado en el más difícil todavía y enredando a amigos y familiares y vinculando una serie de acciones que habitualmente se realizan, han creado una nueva, que consiste en un belén viviente, que los vecinos de Tábara y de aquellos vecinos de otros pueblos que quieran contemplarlo, podrán hacerlo los días 18 y 19 de diciembre y el 2 de enero a partir de las seis de la tarde.

Esta recreación viviente de lo que es la Navidad, contará con una serie de artesanos que recrearán los oficios tradicionales, que siempre se realizaban en los pueblos para el abastecimiento de toda la población.

Además de un espacio para el misterio, podremos contemplar como el herrero forja el metal, el alfarero elaborando con sus manos esos utensilios tan necesarios para la vida diaria, el carpintero moldeando la madera para poder ser utilizada en los quehaceres diarios, el panadero elaborando la masa con la que al hornearla, obtener el sabroso pan de esta tierra, el frutero exponiendo los mejores productos que las huertas nos ofrecen y también habrá un espacio para esas especies que habitualmente abundan por nuestros montes y la cantina, que siempre ha representado en lugar de encuentro de la población y, por supuesto, no se han olvidado de las lavanderas que, como antiguamente en el pueblo, lavaban en los lavaderos, en este caso un bonito río.

La recreación se realizará en la calle Vistahermosa y todos aquellos que asistan para contemplar este singular trabajo, serán obsequiados con un chocolate caliente o una copa de vino que se les ofrecerá en la cantina instalada en este montaje.

Sin duda, va a representar una iniciativa muy original y necesaria, porque los vecinos agradecen este trabajo, que de una forma desinteresada se realiza, para animar y concentrar a buena parte del pueblo en estas fiestas tan entrañables.

Seguro que Soraya, Bea, Azucena y Elena, se van a sentir reconfortadas con el éxito de su proyecto, porque el éxito de la originalidad de lo que van hacer, se encuentra de antemano conseguido.

No cabe ninguna duda que uno de los valores de nuestra gente, es la propia gente y especialmente esa imaginación, a veces un tanto desbordante, para crear nuevos proyectos que consigan diferenciarse de las cosas que habitualmente estamos acostumbrados a contemplar.

Las Navidades se prestan a todo tipo de iniciativas que, en los pequeños pueblos, como Tábara, se siguen manteniendo, porque forman parte de esa tradición popular, sin la cual resulta muy difícil comprender la Navidad.

El belén que cada año Carlos viene realizando en la torre, para que lo contemplen todos los Tabareses desde hace casi 25 años, la iluminación que se instala en las calles del pueblo, esa cabalgata que recibe a los Reyes de Oriente, para que entreguen sus regalos a los más pequeños. Representan algunas de las tradiciones a las que estamos acostumbrados.

El pasado año, en el que muchas de estas actividades se vieron relegadas por el confinamiento que estamos padeciendo, en Tábara surgió una iniciativa para decorar las fachadas con el concurso Navidades con Ilusión donde muchas fachadas fueron decoradasen el pueblo. De esa forma quienes participaban, consiguieron sentir y transmitir esa época del año en la que resulta muy difícil evitar esos sentimientos que brotan en Navidad.

Esta iniciativa contó con una gran aceptación por parte de todos los participantes, así como de las personas que, a pesar del confinamiento, salieron a las calles, para contemplar los trabajos realizados. Gente no sólo de Tábara, sino también llegada de otros pueblos de las cercanías. Por eso, se va a celebrar una segunda edición, en la que se van recepcionando las inscripciones con las que este año va a contar este concurso.

Artículo anteriorEl Gobierno destina a Castilla y León más de 3,6 millones de euros para asegurar la accesibilidad universal a la vivienda a personas mayores, con discapacidad y en situación de dependencia
Artículo siguienteEntrevista en la Cope de Juanma de Saá a Inmaculada Andrés Pascual