Cuando la Asociación zamorana de los caminos de Santiago se constituye el día de San Pedro del año 2015, uno de los objetivos que unió a los promotores de aquella iniciativa, consistía en el mantenimiento, conservación y protección de nuestros caminos y trazados jacobeos en la provincia.

Consideramos que hemos sido coherentes en las actuaciones que hemos llevado a cabo a lo largo de estos años mejorar del trazado en la ciudad de Zamora, protección de Santiago peregrino de Santa Marta de Tera, mejora de los accesos para el peregrino en Benavente, acondicionamiento del brocal de las promesas, señalización de los 500 km de camino que tenemos en la provincia, acondicionamiento del punto por el que los peregrinos abandonaron la ciudad de Zamora enclavado en la cruz del rey Sancho, y una serie de actuaciones más, tendentes a mejorar el trazado que siguen los peregrinos en su camino hacia Compostela.

En cada uno de los casos, hemos detectado los problemas que percibíamos, o aquellos que los peregrinos nos hacían llegar y después de elaborar un proyecto, se lo presentábamos a la institución competente para su mejora y en algunos casos, se ha tenido en consideración nuestra propuesta.

Desgraciadamente, las prioridades de nuestros dirigentes, a pesar de que los titulares de los periódicos cada vez que se celebra una feria de turismo, siempre reflejan el interés de nuestros políticos por mejorar los trazados peregrinos en la provincia, la tinta que recoge estos titulares se diluye más pronto de lo que todos deseáramos.

La asociación zamorana consideró, a principios de 2020, que después de 11 años en el intervalo más largo del ciclo en el que la festividad de Santiago coincide en domingo, el año Santo de 2021 atraería un gran número de peregrinos, por lo que realizamos una planificación de señalización y acondicionamiento de los caminos con el objetivo de que los peregrinos que pasarán por nuestra provincia, se llevarán un grato recuerdo de los lugares por los que habían estado.

Conscientes de que la última imagen que nos llevamos de cualquier lugar, es la que durante más tiempo permanece en nuestro recuerdo, nos propusimos sensibilizar a nuestros dirigentes públicos, para que el enclave en el que se encuentra la Cruz del rey don Sancho, fuera la imagen que los peregrinos se llevarán de la ciudad de Zamora sustituyéndola por el polígono industrial que acaban de dejar.

La Cruz del rey don Sancho, representa uno de los episodios más importantes que la historia de Zamora ha tenido, porque fue en este lugar donde los sucesos que acontecieron terminaron con el cerco de la ciudad.

Este enclave, del que deberíamos sentirnos orgullosos, durante años no ha representado una prioridad para nuestros dirigentes y la degradación que allí se observa, representa una mala imagen para nuestra ciudad y también para los peregrinos que dejan atrás Zamora y pasan sin pena ni gloria por allí, porque no hay nada que les resulte atractivo para atravesarlo y van avanzando por el arcén izquierdo de la carretera sin percatarse de este enclave y continuar avanzando por el arcén durante cientos de metros, al encontrarse el trazado del camino invadido por la maleza que dificulta el paso de los peregrinos y también sería necesario que los responsables de este tramo (Diputación de Zamora), lo acondicionaran convenientemente.

No solo los peregrinos pueden beneficiarse de un espacio amable como debería ser este, también la cofradía de la Virgen de la Concha se reúne una vez al año y los, cada vez más numerosos paseantes de la ciudad, podrían contar con un lugar en el que descansar de sus caminatas.

Por ello, en agosto de 2020 dos socios de nuestra asociación (Enrique y Víctor) realizaron un proyecto de acondicionamiento y mejora del entorno donde se pudiera explicar a los peregrinos el enclave en el que se encontraban y la historia que encierra aquel sitio.

Este proyecto, se lo presentamos al ayuntamiento de Zamora, que inicialmente, tuvo una buena acogida y unos días más tarde de esta presentación, vimos que el presidente de la Cofradía de la Concha, Ricardo Flecha, presentaba a través de los medios de comunicación una demanda similar.

Decidimos reunirnos con Ricardo Flecha para elaborar un proyecto conjunto y fue él quien se encargó de confeccionar un nuevo proyecto, que nuestra asociación asumió como propio, con el objetivo de evitar discrepancias entre quienes tenían que tomar la decisión de su mejora.

Suponemos que hay otras prioridades más importantes que este proyecto y lo asumimos, pero difícilmente volverá a coincidir una efeméride tan importante como el 950 aniversario de la muerte del rey y la prorrogación de un año Santo compostelano, por lo que hemos dejado pasar una oportunidad única de poner en valor uno de nuestros legados más representativos.

Comprobando que nuestros dirigentes no han tenido la sensibilidad que tratamos de plasmar en nuestra propuesta, hemos decidido, al menos adecentar un poco el sitio y en este día tan señalado, diez voluntarios de la Asociación zamorana de los caminos de Santiago provistos de guantes y bolsas de basura, han retirado todos los vertidos que había en el lugar.

Hemos recogido 12 bolsas grandes de basura, con todo tipo de residuos (botellas de plástico, de cristal, envases variados, mascarillas y un largo, etc. de basura acumulada).

Seguimos considerando que este enclave, representa un legado del que debemos sentirnos orgullosos por ser parte de nuestra historia y es nuestra obligación protegerlo, por lo que la acción que hemos llevado a cabo hoy, tendrá su continuidad hasta que nuestros dirigentes sean conscientes de lo que este lugar representa para los vecinos de Zamora y para los peregrinos que por allí dejan atrás nuestra ciudad.

ASOCIACIÓN ZAMORANA DE LOS CAMINOS DE SANTIAGO

Promoción
Artículo anteriorVirginia Barcones pone el acento en el carácter social y en la transformación económica de los PGE 2023 y los califica “sin reservas, como buenos para Castilla y León”
Artículo siguienteCastilla y León suma 78 donantes de órganos y 245 trasplantes entre enero y septiembre