La ciudad se prepara para celebrar la Fiesta de San Blas en la Catedral, un evento anual que atrae a fieles y devotos de todas partes. Este año, el día sagrado cae el 3 de febrero, sábado, y la Catedral abrirá sus puertas para permitir a los creyentes venerar la reliquia de San Blas en horarios específicos.

Desde las 10:30 hasta las 13:00 horas y luego nuevamente desde las 16:00 hasta las 18:00 horas, los asistentes tendrán la oportunidad de acercarse a la reliquia del santo. Durante estos intervalos, un miembro del Cabildo estará presente para guiar a los fieles en la veneración, ofreciendo una breve oración que busca fortalecer la conexión espiritual de aquellos fieles que buscan la intercesión de San Blas.

La reliquia, cuidadosamente guardada en la Catedral, se ha convertido en un símbolo de esperanza y protección para los fieles que buscan la intercesión de San Blas en asuntos relacionados con la salud y la garganta.

San Blas, reconocido como el santo patrono de las enfermedades de garganta, ha sido venerado durante siglos, y su festividad se celebra en diversas partes del mundo. La Catedral de Astorga, se convierte en el escenario perfecto para este evento religioso, proporcionando un espacio sagrado para la reflexión y la oración.

La presencia del Cabildo, agrega un toque especial a la celebración. La oportunidad de ser guiado por uno de ellos mientras se venera la reliquia crea una experiencia única y significativa para los fieles.

Con la oportunidad de venerar la reliquia de San Blas y recibir las bendiciones a través de las oraciones ofrecidas por el Cabildo, la Fiesta de San Blas en la Catedral promete ser un evento memorable para todos los fieles.

PROMOCIÓN
>