Durante estos dos días, Ifeza ha acogido hasta 400 personas de más de 20 municipios afectados por los incendios

Hoy mismo se ha procedido al traslado de los últimos vecinos que permanecían desde el pasado lunes en el recinto ferial, hasta sus lugares de residencia. Parte del dispositivo para acoger a las personas desalojadas por los incendios de las zonas de Tábara y Alba se mantendrá operativo durante unos días por si fuera preciso reactivarlo.

Durante estos dos días, Ifeza ha acogido hasta 400 personas de más de 20 municipios afectados por los incendios. Desde el pasado lunes, el presidente de la Diputación de Zamora, Francisco José Requejo, y el vicepresidente cuarto y presidente del Consorcio de Bomberos, José Luis Prieto, han realizado todas las labores de coordinación precisas para poner en marcha el operativo, en el que se ha contado con la colaboración de Protección Civil, Cruz Roja, Emergencias del Sacyl, Policía Municipal, Guardia Civil y decenas de voluntarios. 

La acción coordinada ha proporcionado durante los dos días que los vecinos han permanecido en Ifeza, alimentación, cama de campaña, mantas, duchas, baños portátiles y puntos de recarga para telefonía móvil. También se han realizado labores logísticas para que el recinto pudiera contar con camiones frigoríficos y electricistas que adecuaran el sistema para albergar el operativo Desde Ifeza, la Diputación se ha encargado también de proporcionar agua al puesto de mando de Tábara para los efectivos de extinción de incendios, para lo que se ha contado con la ayuda de los conductores del Parque de Maquinaria de la institución. Además, y ante el suficiente abastecimiento de alimentos con el que ha contado el recinto ferial, se ha derivado la ayuda ofrecida por el cocinero José Andrés al puesto de mando de Tábara. En esta acción, han colaborado activamente un establecimiento hostelero de Villaralbo, así como otros de distintos puntos de la provincia y de la capital,  proporcionando la comida cocinada solicitada por el equipo del chef José Andrés.

La Diputación de Zamora también agradece las donaciones altruistas de decenas de empresas zamoranas que han puesto a disposición del operativo material de todo tipo. “Hemos tratado de proporcionar a nuestros vecinos la máxima ayuda con la mayor celeridad posible para conseguir que, dentro de la catástrofe, se encontraran atendidos de la mejor manera posible”, ha indicado el presidente de la Diputación.

Artículo anteriorLa Junta de Castilla y León no entiende el valor del patrimonio natural ni de los pueblos que lo custodian.
Artículo siguienteDonación de sangre en Tábara