• Los agentes asistieron y acompañaron a esta persona hasta la llegada de los servicios sanitarios

La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas.

Días atrás, componentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora, mientras realizaban un punto de verificación de alcoholemia, drogas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas en la carretera de circunvalación ZA-13, muy próximos a la localidad de Zamora, recibieron aviso para asistir a un peatón que transitaba por dicha vía que, según las primeras informaciones, podría haber sufrido un infarto al corazón.

Los Agentes en servicio se personaron de inmediato en el lugar y observaron a un joven tumbado en el arcén, el cual se quejaba de un fuerte dolor en el pecho y con grandes dificultades para respirar.

PUBLICIDAD

Al observar que la integridad física del mismo corría peligro por el lugar donde se encontraba tumbado, decidieron retirarlo de la vía y colocarlo en posición de seguridad, así como abrigarlo con las propias prendas de abrigo de los Agentes intervinientes, siendo asistido de primera instancia por ellos mismos hasta la llegada de los servicios sanitarios, y una vez valorado por estos, fue trasladado al Hospital Virgen de la Concha de la localidad de Zamora.

La Guardia Civil remarca la colaboración ciudadana y pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de letras app Alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial, del patrimonio o medioambiental es tratada de manera discreta y anónima.

Publicidad

.

Publicidad