Comienza hoy y se prolongará hasta el próximo viernes, 26 de mayo

  • Tráfico pone el foco en este sector de vehículos que, si bien ha demostrado ser un colectivo muy seguro en términos de siniestralidad, todavía tiene margen de mejora para reducir siniestros
  • Durante la campaña, los agentes verificarán, entre otras cosas, el uso del cinturón de seguridad, velocidad, alcohol y otras drogas o autorizaciones y documentos tanto del vehículo como del conductor, entre otras cosas
  • En la última campaña, celebrada en diciembre de 2022, fueron denunciados 87 vehículos en Castilla y León, la mayoría por infracciones relacionadas con la autorización especial para el transporte escolar o con el seguro de responsabilidad ilimitada que deben tener

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha presentado esta mañana en Soria una campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) que, dentro de su trabajo continuo por la mejora de la seguridad vial, pone esta semana el foco en la seguridad de los vehículos de transporte escolar, “un sector seguro si tenemos en cuenta las cifras anuales de siniestralidad, pero en el que todavía creemos que tiene margen de mejora”, según ha dicho la delegada.

Esto es así, ya que, a pesar de haber sido el primer colectivo de seguridad vial que alcanza el objetivo “visión cero” con cero fallecidos en siniestros de tráfico desde el año 2013, sí se producen siniestros en los que la velocidad inadecuada y las distracciones son sus principales causas.

PUBLICIDAD

Por este motivo, hoy lunes arranca esta nueva campaña especial de vigilancia de la DGT que durará hasta el próximo viernes 26 y en la que se controlará especialmente que se circula a la velocidad permitida y que no se hace uso del teléfono móvil u otros aparatos que supongan distracción. También se realizarán controles de alcohol y otras drogas entre los conductores.

Además, debido a la importancia que tiene el cinturón de seguridad en caso de accidente, se prestará especial atención al uso de estos en aquellos autobuses escolares que los lleven instalados.

Tanto los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, como los de las policías locales de aquellos municipios que decidan sumarse a la campaña (la ciudad de Soria lo ha hecho), intensificarán las inspecciones sobre estos vehículos, comprobando que las autorizaciones y documentos que deben tener son los correctos para la prestación del servicio y verificarán también, tanto que las condiciones técnicas y los elementos de seguridad del vehículo sean los que exige la normativa, como los requisitos especiales que debe cumplir el propio conductor, como son el permiso de conducción o los tiempos de conducción y descanso.

UNA NORMATIVA MUY EXIGENTE

El transporte escolar está sometido a una serie de normas de cuyo cumplimiento depende en muchos casos la seguridad de sus pequeños pasajeros, por lo que es responsabilidad de todos exigir que estas se cumplan, ya sea a través de campañas como esta, de los centros educativos o de las asociaciones de padres que se encargan de contratar las rutas.

Entre otras cosas, desde el 20 de octubre de 2007, los autobuses que se matriculan deben llevar obligatoriamente instalados sistemas de retención (actualmente los llevan más del 60% de todo el parque de este tipo de vehículos), ya que el cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto, ya sea corto o largo, urbano o interurbano.

Además, dado que las colisiones laterales y los alcances suponen el 40% de los siniestros de este tipo de vehículos, desde 2013, todos los nuevos vehículos deben contar también con un sistema de frenado de emergencia que se active automáticamente cuando detecta la posibilidad de una colisión.

RESULTADOS DE LA ÚLTIMA CAMPAÑA EN CASTILLA Y LEÓN

La última campaña especial de control y vigilancia sobre transporte escolar se celebró el pasado mes de diciembre, del 12 al 16 de ese mes, y en ella participaron, además de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, los de las policías locales de 23 ayuntamientos pertenecientes a Castilla y León.

Durante la semana que duró la campaña, se controlaron un total de 315 vehículos, de los que 87 fueron denunciados, la mayoría por infracciones administrativas relacionadas con la autorización especial para el transporte escolar (56%), seguida por irregularidades con el seguro de responsabilidad ilimitada para el transporte de viajeros escolares conforme a la normativa (19%).

Según ha apuntado Barcones, “las cifras de controles y vigilancia se moverán en torno a estas cifras. Tengan en cuenta que, en Castilla y León, un total de 35.500 alumnos son transportados a diario en el presente curso 2022-2023, repartidos en 2.046 rutas”. En Soria son 110 rutas.

CONSEJOS

La delegada del Gobierno ha trasladado en el transcurso de una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por el subdelegado del Gobierno en Soria, Miguel Latorre y por responsables de la DGT y del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil, una serie de consejos que se basan en los análisis que se realizan sobre la siniestralidad en los desplazamientos al colegio.

“Estos datos nos dicen -ha señalado-, que el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar bien en el momento de subir o bajar del vehículo, bien en los instantes inmediatos y, en muchos casos, se trata de atropellos causados por una distracción, ya sea del menor, del conductor del transporte escolar o de los padres”.

Para evitar este tipo de accidente se recomienda a los padres respetar las paradas, ir con tiempo suficiente y no esperar a los niños al otro lado de la calzada.

Desde la Dirección General de Tráfico se hacen otras recomendaciones para ir seguros al colegio. Si se va al colegio en autobús: No pararse nunca detrás del autobús porque no le ven. Cruzar siempre al menos tres metros por delante del autobús. Dentro del autobús, mantenerse sentado y con el cinturón puesto. No correr ni al llegar ni al salir. Obedecer al conductor y al monitor.

Si se va andando: Mirar a ambos lados antes de cruzar y hacerlo siempre por semáforos o pasos para peatones. Caminar por el interior de la acera, lejos del bordillo. No cruzar las calles o plazas en diagonal o en zigzag. Tener cuidado con los coches que entran y salen de los garajes. En carretera, ir por la izquierda; y de noche, llevar prendas reflectantes.

CAMINO ESCOLAR SEGURO

Por otra parte, la Dirección General de Tráfico, a través del proyecto “Camino Escolar Seguro” pone a disposición de padres, alumnos, colegios y ayuntamientos, no solo recursos educativos, sino también iniciativas para crear estos caminos escolares seguros que permitan realizar los desplazamientos de ida y vuelta a la escuela a pie, en bici o en transporte público.

Un “Camino Escolar Seguro” debe cumplir las siguientes características: Aceras amplias con semáforos que duren lo suficiente para que a los niños les dé tiempo a pasar y que no tengan luz ámbar. Una parada donde los padres dejen a los niños y, desde ahí, con un adulto, vayan andando al colegio. Prohibición de aparcar a la entrada y a la salida del colegio para evitar aglomeraciones. Parking para bicicletas. Policía municipal para regular la entrada al colegio. Y velocidad máxima de 30 km/h indicada mediante señalización.

SISTEMAS DE RETENCIÓN INFANTIL

Barcones ha insistido en la necesidad de que “los ocupantes de los vehículos deben llevar siempre el cinturón de seguridad. Y, como hablamos de niños en esta campaña, quiero también recordar que, para los pequeños de la casa, hasta 135 centímetros de altura, es obligatorio viajar siempre con un sistema de retención infantil adaptado a su peso y talla”.

Como normal general, deben ir siempre en los asientos traseros. En caso de accidente, el menor que no va con su SRI correctamente instalado y abrochado puede sufrir lesiones muy graves y, además, se convierte en un proyectil que puede golpear a los demás ocupantes del vehículo.

SINIESTRALIDAD MORTAL EN CASTILLA Y LEÓN

La representante del Gobierno de España en Castilla y León ha indicado que “el fin de semana ha vuelto a ser trágico en las carreteras de Castilla y León. El viernes, un hombre fallecía en Villabasil, una localidad burgalesa, como consecuencia de la colisión entre dos turismos. Y el sábado, en Berlanga del Bierzo, en León, los conductores de dos motocicletas murieron al colisionar frontolateralmente estos dos vehículos”.

Con estas tres nuevas víctimas mortales son ya 42 las personas que han perdido la vida en las carreteras de Castilla y León en lo que llevamos de año. Para Barcones, “son cifras que no debemos normalizar porque estos accidentes pueden y deben evitarse. No tenemos que soportar el dolor que causa esta especie de peaje que la sociedad paga por los avances de los que disfruta en la movilidad”.

Por este motivo, se va a intensificar el foco sobre estos siniestros “para que todos y todas seamos conscientes de la gravedad del problema, para que nos concienciemos de que la responsabilidad al volante salva vidas que se pierden inútilmente en descuidos letales, en imprudencias evitables o en incumplimientos de las normas que únicamente persiguen nuestra protección”.

La delegada ha recordado que la anterior campaña de Tráfico fue presentada en León “porque es la provincia en la que más habían subido los accidentes de tráfico en lo que llevamos de año. De hecho, tras las dos víctimas mortales del sábado, es también la provincia en la que más vidas humanas se han perdido en las carreteras en 2023. Son ya once”.

Hasta el sábado, la provincia con más fallecidos era Soria con diez. En Castilla y León son ya un total de 42 personas las que han muerto en accidentes de tráfico en estos poco más de cuatro meses y medio discurridos desde que comenzó 2023.

Publicidad

.

Publicidad