Se intensificaron los servicios con el objetivo de comprobar las condiciones técnicas de estos vehículos como garantía de seguridad funcional, laboral y protección medioambiental.

La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas.

El Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora durante los pasados meses de enero, mayo, junio, septiembre y octubre ha intensificado los servicios para control e inspección de los vehículos agrícolas con la finalidad de comprobar los requisitos técnicos que garanticen un adecuado nivel de seguridad funcional, laboral y protección medioambiental.

Se realizaron un total de 1175 inspecciones de los que fueron denunciados 58 vehículos, el 4,93 % de los controlados, lo que denota que la gran mayoría del parque automovilístico agrícola de la provincia de Zamora cumple con las condiciones idóneas que garantizan la Seguridad Vial.
A estos 58 vehículos denunciados les fueron confeccionados 68 expedientes de denuncia por infringir alguna de las diferentes prescripciones normativas y cabe destacar que 20 de las mismas fueron por no realizar la inspección técnica periódica y 5 por carecer del seguro de responsabilidad
civil.

La ITV como garantía de seguridad.

La inspección técnica periódica garantiza que el vehículo se encuentra en las condiciones mecánicas adecuadas para circular y que presenta las debidas garantías de seguridad y el perfecto funcionamiento de los principales elementos, todo ello conforme a la normativa que lo regula.

Con estas negligentes y peligrosas prácticas no sólo se pone en peligro la seguridad vial y la del propio conductor y ocupantes del vehículo, por el riesgo de sufrir un accidente, sino la del resto de usuarios de la vía.

PROMOCIÓN
>