• Uno de los investigados falseaba contratos de compraventa de vehículos entre particulares
  • En la segunda actuación se investigó a un varón que conducía un vehículo articulado con una tasa de alcohol que sextuplicaba la legalmente permitida

La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas.

En el marco de las actuaciones llevadas a cabo por el Subsector de Tráfico, la Guardia Civil de Zamora en prevención de la comisión de delitos e infracciones relacionadas con la seguridad vial y ordenamiento jurídico,
Agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (G.I.A.T.), investigan una persona como autora de diez presuntos delitos de falsedad documental oficial y documentación mercantil.

El supuesto autor se trata de un varón de nacionalidad española, dedicado a la compra-venta de vehículos de segunda mano y amparándose en su profesión, tras realizar los trámites oportunos con el vendedor de un
vehículo y su posible comprador y hacerles entrega de toda la documentación formalizada para que realizasen las oportunas gestiones de cambio de titularidad del vehículo, este realizaba, sin consentimiento de los implicados, cambios en la documentación al objeto de no realizar el investigado las liquidaciones correspondientes a la Hacienda Autonómica, motivo por el cual y tras constatar estos hechos, se ha procedido a su investigación para posterior remisión a la Autoridad Judicial competente de las diligencias practicadas.

En otra actuación, agentes de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Zamora, observaron cómo un vehículo articulado circulaba de forma temeraria en la autovía A-6 (Madrid-A Coruña), cambiando la trayectoria de forma notoria mientras circulaba sentido A Coruña, invadiendo tanto el arcén derecho como el carril izquierdo.

El vehículo es Interceptado en el kilómetro 265,500, término municipal de San Cristóbal de Entreviñas (Zamora), donde se comprueba que su conductor presentaba síntomas evidentes de estar bajo la influencia
de bebidas alcohólicas y en esos momentos realizaba transporte de mercancías de productos alimenticios.
Tras realizarle la preceptiva prueba, este sextuplicaba la tasa legalmente establecida que para este tipo de conductores, que está permitida hasta 0,15 miligramos por litro en aire espirado, procediendo a su investigación como supuesto autor de un delito contra la seguridad vial.

Para este tipo de conductas constitutivas de delito, nuestro Código Penal contempla penas que, aplicadas en su grado máximo, pueden conllevar la prisión por un período de hasta 6 meses, multas de 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 90 días y retirada del permiso de conducir hasta 4 años.

La Guardia Civil remarca la colaboración ciudadana y pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app Alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial, del patrimonio o medioambiental es tratada de manera discreta y anónima.

Artículo anteriorDéjate Llevar, el programa de visitas guiadas por la provincia del Patronato de Turismo incrementa su oferta para este año 2022
Artículo siguienteNOTA DE PRENSA DE LA PLATAFORMA EN DEFENSA DE UNA SANIDAD PÚBLICA DE LA ZONA DE SALUD DE TÁBARA.