El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el presidente de la Diputación de León, Gerardo Álvarez Courel, acompañados de la directora de Agencia de Protección Civil y Emergencias, Irene Cortés, han presentado hoy en León la inversión para la construcción y adecuación de parques de bomberos, la adquisición de vehículos y la dotación de material para el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS). En el acto se han presentado dos vehículos, un camión escala de 32 metros y una autobomba nodriza, que forman parte de los 12 vehículos adquiridos por la Diputación con parte de la subvención concedida.

La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio ha entregado hoy a la Diputación de León dos vehículos, una autoescuela automática extensible y una autobomba nodriza ligera, destinados al Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la institución. Estos  vehículos forman parte de un grupo de 12 que se han financiado mediante una subvención concedida por la Consejería, que cuenta con el apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER REACT UE).

Además, la ayuda otorgada a la diputación leonesa se ha destinado a la construcción del Parque de Cisterna, el de Celada de la Vega y el Parque de Valencia de  Don Juan, así como a la adecuación del Parque de Villablino, a lo que hay que sumar la adquisición de diverso material para la dotación de estos parques; sesenta equipos de protección individual, vestuario para lucha contra incendios y rescate, material de lucha contra incendios; equipos de descontaminación para cada parque equipos, y herramientas para dotación de parque y equipos de seguridad para trabajos en altura.

Con estas ayudas se ha pretendido desarrollar y apoyar la implantación territorial de una red de parques de servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento con criterios de protección civil, que permita dar una respuesta homogénea para prácticamente todos ciudadanos de Castilla y León, independientemente de la provincia donde se encuentren y de si viven en capitales y grades núcleos de población o en el medio rural. Se mejora así el sistema de protección ciudadana en el ámbito rural a través de los servicios de prevención y extinción de incendios servidos por bomberos profesionales funcionarios.

El objetivo último de estas ayudas por parte de la Juna ha sido contribuir a garantizar la prestación homogénea del servicio de extinción de incendios, prevención y salvamento profesional en toda la Comunidad y, junto con los parques de bomberos de las capitales y de las poblaciones de más de 20.000 habitantes y con el operativo de prevención y extinción de incendios forestales, que ha visto incrementada la inversión en este ejercicio 2023 en más de 105 millones de euros, dotar a Castilla y León de una estructura de recursos adecuada para luchar contra todo tipo de fuegos, forestales, agrícolas, periurbanos y urbanos.

Entidades beneficiarias de la subvención

Los beneficiarios de esta subvención han sido las entidades locales que están obligadas a la prestación de los servicios de prevención y extinción de incendios según la Ley de Bases de Régimen Local y que realicen inversiones en la construcción de parques de bomberos o bien en su modernización y equipamiento.

Las nueve diputaciones provinciales, las nueve capitales de provincia, Miranda de Ebro, Aranda de Duero y Ponferrada han recibido dicha subvención. El importe total asciende a 35.100.000 euros, de los cuales 17.550.00 euros se han destinado a la construcción de nuevos parques o su adecuación; 10.530.000 euros se han dirigido a la a adquisición de vehículos y la tercera actividad subvencionable se ha destinado a los equipamientos de los diferentes servicios, por un importe de7.020.000 euros.

Planificación, inversión y normativa

Esta nueva realidad que se está implantando en todas las provincias de Castilla y León, que están dotándose de una estructura de parques de bomberos profesionales a mayores de los de las capitales y poblaciones de más de 20.000 habitantes para acometer con garantía los fuegos no forestales, tiene un antecedente que es el Decreto 10/2021, de 31 de marzo, por el se aprueba el Plan Sectorial de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Comunidad de Castilla y León dictado por la Junta.

El objeto de esta normativa ha sido aprobar dicho Plan Sectorial con la finalidad de crear estas estructuras de cobertura de parques de bomberos a fin de garantizar la homogeneidad en la prestación de los citados servicios y la interoperatividad con el resto de los servicios del sistema de protección ciudadana de Castilla y León.

Suarez Quiñones, al finalizar el acto, ha indicado que el Ejecutivo Autonómico seguirá apoyando a las entidades locales para garantizar la implantación del Servicio Profesional de Extinción de Incendios, Prevención y Salvamento en toda la Comunidad.

Maximizar la coordinación de esta estructura es fundamental, y por ello está tramitándose la aprobación de una Ley de Coordinación de los del Servicios de Extinción de Incendios, Prevención y Salvamento de las Administraciones Locales en Castilla y León.

PROMOCIÓN
>