En una jornada marcada por la expresión de demandas y reclamos, el campo castellanoleonés se ha convertido en el epicentro de las movilizaciones agrarias este 14 de febrero. Desde las primeras horas de la mañana, tractores y manifestantes han tomado las calles en diversas localidades, exigiendo atención a las problemáticas que aquejan al sector.

En Burgos, el Polígono Allende de Duero en Aranda de Duero fue testigo de una concentración que reunió a 250 tractores y alrededor de 270 personas. La marcha lenta por Aranda de Duero y la N-122 transcurrió sin incidentes, en un claro mensaje de unidad y determinación por parte de los agricultores. Simultáneamente, en la capital burgalesa, cerca de 210 tractores y 20 vehículos particulares se congregaron en las inmediaciones del comercio OBRAMAT, anticipando concentraciones y marchas lentas en diferentes puntos de la ciudad.

Por su parte, en Salamanca, los agricultores se hicieron sentir con la presencia de unos 20 tractores en Encinas de Abajo y Calvarrasa de Abajo, en ruta hacia los hipermercados de la capital. A pesar de la tensión propia de estos eventos, no se reportaron incidentes en la zona.

PUBLICIDAD

En Palencia, el flujo de tractores hacia la ciudad marcó el inicio de la concentración, sin que se registraran cortes viales ni altercados hasta el momento. Mientras tanto, en Valladolid, diversas zonas como el estadio, Pepe Rojo y La Cistérniga se vieron ocupadas por más de un centenar de tractores, evidenciando la extensión y diversidad de las demandas agrarias en la región.

En Soria, la situación se tornó más tensa con la concentración de unas ochenta personas en la capital, acompañadas de pequeños cortes de tráfico y la quema controlada de palets en dos puntos estratégicos. Estos actos, aunque controlados, reflejan el grado de descontento y la determinación de los manifestantes.

En León, la noche anterior fue testigo de dos cortes de vía en la CL-623 y la N-630, que afectaron la circulación debido a la presencia de neumáticos ardiendo y otros obstáculos. Sin embargo, hacia la medianoche, la circulación se restableció tras la intervención de las autoridades.

Por el momento, el resto de las provincias castellanoleonesas no reportan incidencias, pero la jornada aún está en curso, y los agricultores continúan haciendo oír sus reclamos en busca de soluciones a los desafíos que enfrenta el sector.

Principio del formulario

Publicidad

.

Publicidad