En una jornada que inicialmente prometía ser de movilización agraria en Castilla y León, el panorama general ha estado marcado por la calma, con escasas protestas reportadas hasta el momento. Sin embargo, algunas provincias han experimentado incidencias que han llamado la atención de la opinión pública y las autoridades.

Palencia: La situación en Palencia ha sido relativamente tranquila, con una concentración no comunicada frente a Harinera La Palentina en Villalobón, que congregó alrededor de 25 personas en actitud pacífica. Esta manifestación, ya disuelta, no ha alterado la normalidad en los accesos a la fábrica, según reportes de las autoridades locales.

Valladolid: En la provincia de Valladolid, específicamente en la N-122 a la altura de Peñafiel, un grupo de tractores en marcha lenta ha provocado algunas retenciones en el tráfico. Esta acción, aunque ha generado molestias para algunos conductores, se ha desarrollado sin incidentes mayores hasta el momento.

Burgos: En la N-120, cerca de Belorado, se ha repetido una situación similar, con tractores en marcha lenta causando algunas retenciones en la circulación. Aunque estas acciones han sido motivo de atención, no se han reportado incidentes graves en la zona.

Soria: La provincia de Soria ha sido testigo de una mayor actividad, con la concentración temprana de tractores en dos zonas distintas: Langa de Duero y Cadosa. Este movimiento, aunque pacífico en su naturaleza, refleja la preocupación y la determinación de los agricultores de la región.

Resto de Provincias: Hasta el momento, no se han registrado incidencias significativas en el resto de provincias de Castilla y León. Sin embargo, la situación puede evolucionar a lo largo del día.

Próximas Protestas: Para el día 13 martes, se ha recibido comunicación oficial sobre una protesta programada en la provincia de Segovia. Esta notificación sugiere que las movilizaciones agrarias podrían extenderse en la región en los próximos días, lo que pone de manifiesto la persistente preocupación de los agricultores por sus condiciones laborales y económicas.

Aunque la jornada ha comenzado en relativa calma, las protestas agrarias en Castilla y León siguen siendo un tema de relevancia y atención. Las autoridades continúan vigilando de cerca la situación, buscando garantizar el derecho a la manifestación pacífica mientras se preserva el orden público y la seguridad de todos los ciudadanos.

PROMOCIÓN
>