Hace tres años que ya no estás con nosotros.
¡cuánto te echamos de menos!
Una persona sin escrúpulos, un monstruo, un ser despreciable, una alimaña, UN ASESINO se cruzó en tu camino, y te quitó lo más valioso, LA VIDA
¡QUÉ CRUELDAD!
¿Creemos en la Justicia? Si, pero…… SI ES JUSTA.
¿Cuánto vale una vida humana?
¿Que valor tiene?, para mí incalculable.
Se juzga a un ASESINO, y la sentencia es ridícula (sobre todo si es menor de edad), unos pocos años de cárcel, y ya está, privado de libertad, sí; pero disfrutando de todas las comodidades.
¿Por qué hay que darle tantos privilegios a los ASESINOS.?
Las víctimas no tuvieron una segunda oportunidad.
Es injusto, es impotencia, es coraje, seguir viendo tan a menudo tantas atrocidades.
LA LEY CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO debe de endurecerse y adecuar la sentencia, con el daño ocasionado a la víctima, y que no justifique el que sean menores de edad.

CAMBIO DE LA LEY DEL MENOR YA