• La plataforma La Culebra no se Calla, en colaboración con la Asociación de Vecinos de los Bloques, dona 10 «pilones» a otros tantos ganaderos
  • Los abrevaderos llegaron esta misma mañana a Tábara

ZAamoraNews

Diez ganaderos de extensivo, cuyas explotaciones se vieron afectadas por los dos grandes incendios que han asolado este verano la provincia, el de la Sierra de la Culebra y el de Losacio, han recibido los bebederos donados por la Asociación La Culebra no se Calla y la Asociación de Vecinos de Los Bloques.

Los bebedores llegaron a Tábara esta mañana para que el ganado pueda hacer frente a una sequía que se prevé se prolongue también en otoño. Las «balsas» de agua donde bebían los animales han quedado «secas» por la falta de lluvias, pero también por la recogida que hicieron los helicópteros para apagar unos incendios forestales que han arrasado más de 60.000 hectáreas en la provincia.

Pedro Lobato, miembro de «La Culebra no se calla» explica que los bebederos han supuesto un coste de 3.000 euros, de los que la mitad han sido aportados por la Asociación de Vecinos de Los Bloques y la otra mitad, por la plataforma.

Lobato señala que en cuanto sea posible se donarán más «pilones» y se atenderá las peticiones de los apicultores, uno de los sectores más afectados por lo fuegos de este verano.

Diez ganaderos de extensivo cuyas explotaciones se vieron afectadas por los dos grandes incendios que han asolado este verano la provincia, el de la Sierra de la Culebra y el de Losacio, han recibido los bebederos donados por la Asociación La Culebra no se Calla y la Asociación de Vecinos de Los Bloques.

Los bebedores llegaron a Tábara esta mañana para que el ganado pueda hacer frente a una sequía que se prevé se prolongue también en otoño. Las «balsas» de agua donde bebían los animales han quedado «secas» por la falta de lluvias, pero también por la recogida que hicieron los helicópteros para apagar unos incendios forestales que han arrasado más de 60.000 hectáreas en la provincia.

Pedro Lobato, miembro de «La Culebra no se calla» explica que los bebederos han supuesto un coste de 3.000 euros, de los que la mitad han sido aportados por la Asociación de Vecinos de Los Bloques y la otra mitad, por la plataforma.

Lobato señala que en cuanto sea posible se donarán más «pilones» y se atenderá las peticiones de los apicultores, uno de los sectores más afectados por los fuegos de este verano.

Artículo anterior29 personas han fallecido en accidentes de tráfico durante este verano en Castilla y León, una más que en julio y agosto de 2019
Artículo siguienteEl Consejo Rector nombra al director del nuevo Centro Universitario de Formación de la Policía Nacional