almeida – 02 de enero de 2016.

            Los últimos estertores del año estaban llegando a su fin, la temperatura fría de las calles no animaba a nadie a estar en ellas y los vecinos ultimaban esa cena de fin de año en familia al calor de la lumbre de los hogares.

Únicamente algunos gatos despistados que buscaban en la penumbra de la noche un lugar donde resguardarse, pululaban por la Plaza de Santa Rosa, llegué a contar hasta tres hasta que el estruendo de un petardo los hizo desaparecer velozmente como si no comprendieran que era lo que rompía la tranquilidad de la noche de San Silvestre y a ese primer estruendo comenzaron a surgir por todo el pueblo fuertes explosiones de los que comenzaban a asomarse a la ventana y celebrar de esa forma la despedida de un año que para algunos no fue todo lo bueno que esperaban cuando lo recibieron.

            Imagino que los animales que comenzaban a dormitar en los corrales de las casas se sobresaltarían extrañados como aquellos gatos y ese primer petardo fue la señal para que algunas gentes fueran saliendo de sus casas y se concentraran en la Plaza del reloj para seguir un año más la tradición de despedir el año y dar la bienvenida al que en unos minutos iba a comenzar.

            Los más animados, desafiando el frío, fueron concentrándose en la plaza y más de dos docenas de vecinos esperaron a que el reloj de la torre, adelantado unos minutos a la hora oficial, fueran sonando dejando atrás un año para algunos aciago y recibiendo cargados de ilusión al que daba comienzo en esos momentos.

            Tras la última campanada, algunos fuegos artificiales fueron iluminando el cielo despejado de Tábara y una gran traca final, dio paso al nuevo año mientras los vecinos y familiares se abrazaban unos a otros deseándose lo mejor para este año que comienza con ilusión y un poco de incertidumbre.

            Por delante se presentaba para la mayoría una larga noche en la que había que celebrar muchas cosas y algunos siguieron la fiesta en el Cubo donde el Ayuntamiento había dispuesto una discoteca móvil.

            El alcalde de Tábara, supervisaba los últimos detalles del montaje que se había dispuesto en el Cubo donde la empresa de eventos Emilio Martín había montado una discoteca con un disjokey y una percusionista para animar a los jóvenes y no tan jóvenes del pueblo a que disfrutaran de una noche sin tener que desplazarse a otros lugares para celebrarla.

            Solo queda esperar que los buenos deseos con los que ha comenzado este primer día del año, se cumplan para la mayoría y el año nuevo sea todo lo generoso que muchos esperan de él.

SAF 160101 0005   SAF 160101 0006
 Preparando las uvas – Foto: SAF    Algarabía para recibir al año nuevo tras las uvas – Foto: SAF
SAF 160101 0011   SAF 160101 0014
 Algarabía para recibir al año nuevo tras las uvas – Foto: SAF    Algarabía para recibir al año nuevo tras las uvas – Foto: SAF
SAF 160101 0016   SAF 160101 0019
 Algarabía para recibir al año nuevo tras las uvas – Foto: SAF    Algarabía para recibir al año nuevo tras las uvas – Foto: SAF
SAF 160101 0029   SAF 160101 0030
 El Cubo en acción – Foto: SAF    El Cubo en acción – Foto: SAF
SAF 160101 0032   SAF 160101 0033
 El Cubo en acción – Foto: SAF    El Cubo en acción – Foto: SAF
SAF 160101 0034   SAF 160101 0035
 El Cubo en acción – Foto: SAF    El Cubo en acción – Foto: SAF
SAF 160101 0036   SAF 160101 0037
 El Cubo en acción – Foto: SAF    El Cubo en acción – Foto: SAF
SAF 160101 0039   SAF 160101 0040
     
SAF 160101 0043   SAF 160101 0047
 El Cubo en acción – Foto: SAF    El Cubo en acción – Foto: SAF
1935603 997054023665349 2255325631518654334 n   SAF 160101 0046
 El Cubo en acción     El Cubo en acción – Foto: SAF