• La consejera de Educación ha asistido a la gala donde los estudiantes de 5º y 6º de Clásico y Español dan a conocer los trabajos realizados desde octubre con coreógrafos
  • Los talleres coreográficos constituyen una herramienta indispensable para completar la enseñanza del alumnado antes de incorporarse al mundo laboral
  • Actualmente, se forman en las escuelas profesionales de Danza de Castilla y León 425 bailarines: 218 en Valladolid y 207 en Burgos
  • Hasta el 23 de mayo permanecerá abierto el plazo de solicitud de las pruebas de acceso a estas enseñanzas en la Comunidad

La Consejería de Educación proporciona a sus estudiantes de las escuelas profesionales de Danza de Castilla y León (Epdcyl) la posibilidad de aprender de profesores, intérpretes y coreógrafos invitados de otras grandes escuelas o compañías, sumándose así al importante claustro de docentes con el que ya cuenta en sus dos centros de Burgos y Valladolid.

Como punto final, las Epdcyl organizan dos galas o talleres coreográficos -la de Burgos tuvo lugar el 6 de abril- para que los estudiantes, futuros bailarines profesionales, puedan mostrar al público el riguroso trabajo técnico mediante el contacto directo con el espacio escénico, logrando alcanzar un importante crecimiento artístico, con una formación completa y de calidad.

La consejera de Educación, Rocío Lucas, ha querido apoyar este esfuerzo con su asistencia al Centro Cultural Miguel Delibes, donde los estudiantes de Clásico y Danza Española -que han trabajado con los coreógrafos Aleix Mañé, África Guzmán, Carlos Rodríguez y Miguel Ángel Berna- han mostrado sus resultados.

Así, Lucas ha destacado que, desde que se iniciaron en la Comunidad este tipo de enseñanzas, en el curso 2006-2007, “el balance que arrojan las escuelas profesionales de Danza de Castilla y León no puede ser más positivo. El importante número de becas concedidas a nuestros estudiantes, así como los numerosos premios obtenidos en certámenes internacionales, son la mejor prueba de que el trabajo de nuestras dos escuelas profesionales se sitúa a una gran altura”.

Balance positivo

Las escuelas profesionales de Danza de Castilla y León ofertan este tipo de estudios desde el curso 2006-2007 con un balance académico muy positivo. Su alumnado ha conseguido a lo largo de estos años gran número de premios en concursos nacionales de danza y multitud de becas de formación otorgadas por instituciones como la Escuela Superior de Danza de Cannes, el Royal Ballet de Dinamarca, el English National Ballet School o la Escuela del San Francisco Ballet School, que, tras finalizar sus estudios, se han incorporado a compañías de danza tanto nacionales como internacionales.

En el presente curso académico, están matriculados 425 alumnos -207 en Burgos y 218 en Valladolid-. Por niveles de enseñanzas, 202 en elemental y 223 en profesional -60 en Contemporáneo, 116 en Clásico y 47 en Español-. Las personas interesadas en matricularse en estos estudios de cara al curso que viene pueden hacerlo hasta el lunes 23 de mayo. Posteriormente, entre los días 20 y el 30 de junio, se desarrollarán las pruebas de acceso tanto en el centro de Burgos ‘Ana Laguna’, como en el de Valladolid.

Artículo anteriorLa Junta declara peligro medio de incendios forestales en toda la Comunidad del 13 al 15 de mayo
Artículo siguienteEl Gobierno aprueba el mecanismo ibérico para limitar el precio del gas y rebajar la electricidad