Ante la suspensión de todos los actos y actividades que la Junta Directiva de la Cofradía de El Carmen de Tábara, tenía programados para la festividad del presente año, salvo la novena y la misa; dicha Junta tuvo la feliz idea de proponer a devotos de la Virgen y demás feligreses, que hiciesen una aportación de alimentos, para que Caritas Diocesana los entregase a familias necesitadas.

Durante los días de la novena, los feligreses fueron depositando sus aportaciones; las cuales han sido considerables, ya que han supuesto aproximadamente 150 kilos, en 32 alimentos distintos, como: aceite, leche, arroz, lentejas, judías, garbanzos, fideos, macarrones, harina, azúcar,  galletas, tomate, guisantes, champiñones, conservas diversas, etc.

La Junta Directiva expresa su más sincero agradecimiento a todos los donantes, que con sus generosas aportaciones, han hecho posible que otras familias diocesanas puedan paliar sus necesidades alimenticias; con ello, la Virgen del Carmen procesionará en sus hogares, ya que en su festividad no lo pudo hacer por las calles tabaresas.

Artículo anteriorLa Policía Nacional lanza un vídeo dirigido al consumidor de prostitución: “Si eres cliente, pagas su esclavitud”
Artículo siguienteLXXXVIII.- “FUENTES CON SED”