Inicio Provincia Mercedes Martín previene a las personas mayores sobre los principales delitos de...

Mercedes Martín previene a las personas mayores sobre los principales delitos de los que pueden ser víctimas

28
0
  • La representante del Gobierno de España en la comunidad autónoma participa en Villanueva de Ávila en una de las actividades del Plan Mayor Seguridad de la Guardia Civil

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín Juárez, ha participado esta mañana en la localidad abulense de Villanueva de Ávila en una actividad realizada por la Guardia Civil dentro del Plan Mayor Seguridad. Ha presentado también la campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) contra el exceso de velocidad en las carreteras que se desarrolla durante la semana y ha recordado la operación especial del 15 de agosto que se desarrolla entre mañana miércoles y el próximo domingo,

El Plan Mayor Seguridad, que se intensifica en el periodo veraniego dentro del ámbito rural, tiene como objetivo prevenir a las personas mayores sobre los principales delitos de los que pueden ser víctimas.

La representante del Gobierno de España en Castilla y León ha estado acompañada por el alcalde de la localidad, Julio Sánchez; por el subdelegado del Gobierno en Ávila, Arturo Barral, y por el teniente coronel jefe de la Comandancia de esta provincia, Miguel Ángel Balbás.

Según ha explicado Mercedes Martín, localidades como Villanueva de Ávila, “pueden perfectamente multiplicar por diez el número de personas que se dan cita en momento puntuales del verano, sobre todo desde el próximo lunes, 19 de agosto, en los que celebras sus fiestas”.

La delegada del Gobierno ha manifestado que “en nuestra comunidad autónoma, hacemos especial hincapié durante todo el año en un plan creado por la Guardia Civil que tiene como destinatarios a nuestros mayores. Forman parte de un colectivo vulnerable al que hay que proteger especialmente. Y una de las mejores fórmulas es enseñarles conceptos muy básicos que son eficaces a la hora de evitar que sean víctimas de los delincuentes”.

En Ávila, casi el 26 por ciento de la población tiene más de 65 años. De los 158.498 habitantes de la provincia, 40.843. Además, hay 845 personas con más de 95 años, de los cuales más de 100 superan el siglo. En Castilla y León, el 25% de la población, 604.000 habitantes superan los 65 años. 11.500 personas tienen más de 95 años y son más de 1.500 los centenarios y, sobre todo, centenarias.

El programa Mayor Seguridad del Ministerio del Interior tiene el objetivo de analizar las situaciones de riesgo que pueden afectar a las personas mayores, tanto en su domicilio como fuera del mismo, fomentando en tales personas la observancia de las medidas de prevención adecuadas y la confianza de que su desenvolvimiento en la vida social no verá reducido su nivel de calidad por el mero hecho de haber sobrepasado una determinada edad.

Según ha dicho, “con una pirámide poblacional invertida como la nuestra, es lógico que en Castilla y León se hayan detectado focos de delincuencia que tienen como objetivo principal la tercera edad. Así, todavía se ejecutan a veces con éxito los timos ‘de toda la vida’ como la estampita, el tocomocho o el técnico del gas”.

Martín Juárez ha recordado que la Guardia Civil detuvo el pasado 18 de julio en Madrid a un grupo criminal que realizaba timos también por la zona sur de Ávila. Se les atribuyen estafas e intentos de estafas a personas mayores en Burgohondo.

“Y hablamos”, ha recalcado, “de la estampita o el tocomocho que todos creemos que son de sobra conocidos. O el del parentesco en el que, con gran amabilidad, el delincuente se identifica como antiguo conocido o amigo de la familia. A veces, la confianza se gana simplemente con la propia conversación después de utilizar la excusa de pedir un vaso de agua, usar el teléfono o preguntar por un vecino, como formas de acceder a su domicilio con cualquier otro fin”.

También se siguen produciendo en Ávila y en Castilla y León hurtos a personas de avanzada edad cuando los delincuentes detectan que acaban de extraer dinero de una entidad bancaria o de un cajero automático.

En las charlas, que suelen tener gran aceptación a tenor de las preguntas que se suscitan, se explica los principales robos y hurtos de los que son objeto nuestros mayores y pautas para evitarlos o minimizar los riesgos.

Sobre la eficacia de la divulgación de la tipología de los delitos, Mercedes Martín ha puesto un ejemplo: “Hace unas semanas, en Salamanca explicaba que habíamos detectado que una banda que practicaba los llamados “hurtos amorosos” estaba operando por Castilla y León. Y que otra, realizaba hurtos en viviendas fingiendo que había sufrido una lesión en una pierna y que necesita sentarse, mientras el compinche o la compinche iba a buscar al marido, padre o familiar para que la trasladara en coche a algún centro sanitario. Pues bien, la divulgación ha surtido efecto y se han minimizado”.

También ha querido destacar que “pese a todo lo dicho, los ciudadanos y ciudadanas de Ávila y de Castilla y León deben saber que viven en una comunidad autónoma segura. Yo diría que es de las más seguras de España puesto que nos movemos en torno a las 31 infracciones penales por cada mil habitantes. Y para evitar que los meses de verano signifiquen un aumento de estas cifras es por lo que vamos a intensificar la labor preventiva mediante información y vigilancia. Contamos en Ávila para conseguir este objetivo con más de 600 magníficos profesionales de la Guardia Civil”.

CAMPAÑA DE TRÁFICO CONTRA LA VELOCIDAD

A lo hora de presentar la campaña de la DGT contra el exceso de velocidad, Mercedes Martín ha destacado que sigue siendo uno de los principales factores concurrentes de los accidentes de tráfico. Durante esta semana, hasta el domingo 18 de agosto, se aumentarán los controles de velocidad, principalmente en carreteras convencionales.

En Castilla y León, en el 21% de los accidentes mortales de 2018 apareció la velocidad  como un factor concurrente, solo por detrás de las distracciones. El año pasado hubo 125 fallecidos en las vías interurbanas dentro de las 24 horas siguientes a producirse el accidente.

Esta campaña de vigilancia se produce en una semana en la que hay un festivo a nivel nacional, el jueves 15 de agosto, que genera un puente de cuatro días y multitud de desplazamientos de corto recorrido por carreteras convencionales para acudir a las fiestas patronales que se celebran en numerosos pueblos repartidos por toda la geografía.

Según el estudio “Velocidad y riesgo de accidente” realizado por International Transport Forum (ITF), el exceso de velocidad es el principal problema que tienen los países motorizados. Una estimación realizada para Noruega muestra que si todos los conductores condujeran por debajo de los límites de velocidad, el número de muertes se reduciría en un 20%.

Como suele ser habitual, la DGT ha invitado a los ayuntamientos a sumarse a la campaña de modo que también en las vías urbanas se realice esta labor de concienciación y control de la velocidad, teniendo en cuenta que en las ciudades, los peatones son los usuarios que más fallecidos registran y la velocidad la principal causa de ellos.

Los controles se centrarán en aquellos tramos de riesgo asociado a la velocidad, así como en aquellos puntos donde la circulación se realiza por encima del límite establecido y existe un elevado índice de siniestralidad. Además, atendiendo al carácter preventivo de la campaña, se anunciará a los conductores la existencia de controles a través de los paneles de mensaje variable o con señalización vertical circunstancial, cuando la vía no disponga de dichos paneles

Las políticas de seguridad vial en la Unión Europea están basadas en el enfoque de Visión Cero y en el Sistema Seguro. Ambos sistemas están recogidos en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 de la DGT. El Sistema Seguro reconocido por organismos Internacionales como la Organización Mundial de la Salud y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, acepta que el ser humano comete errores y busca evitar que estos errores provoquen muertes o lesiones graves.

Siguiendo este planteamiento, los organismos internacionales aconsejan que los límites de velocidad se establezcan considerando las fuerzas que el cuerpo humano puede tolerar, que en el caso del ámbito urbano no debería ser superior a los 30km/h al convivir en el mismo espacio usuarios vulnerables con vehículos motorizados. En las áreas con intersecciones y alto riesgo de colisiones laterales la velocidad apropiada sería de 50 km/h y en las carreteras convencionales sin separación física de carriles y para reducir el riesgo de colisiones frontales el límite apropiado debería ser de 70 km/h.

Aproximándose a este Sistema Seguro, la DGT unificó la velocidad genérica en las carreteras convencionales y desde el 29 de enero el límite de velocidad genérico en estas vías es de 90 km/h. En estas carreteras de  Castilla y León se produjeron el 68% de los accidentes mortales el pasado año, de los cuales el 53% fueron colisiones y el 39% salidas de vía.

Por lo que respecta a los vehículos, la Unión Europea ha dado un paso adelante al obligar a que todos los vehículos nuevos comercializados en Europa a partir de 2022 incorporen entre otros sistemas de ayuda a la conducción, el limitador inteligente de velocidad ISA que funciona conectado al GPS y dotado de una cámara que lee las señales viales, advierte al conductor cuando éste supera los límites legales.

La normativa de Tráfico recoge que la velocidad genérica máxima para turismos y motos en autopistas y autovías es de 120 km/h; en carreteras secundarias, de 90 km/h y en vías urbanas de 50 km/h.

Por tanto, y teniendo en cuenta estas velocidades, los conductores que las incumplan estarán cometiendo una infracción grave o muy grave, sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido.

En el caso de que el exceso de velocidad fuera superior en 60 km/h en vía urbana o en 80km/h en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, el Código Penal lo tipifica como delito y es castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Teniendo en cuenta, que el exceso de velocidad es un factor concurrente en la accidentabilidad en todos los países, la Unión Europea incluyó dentro de la Directiva Transfronteriza la velocidad, como una de las ocho infracciones a perseguir. Es decir, que cualquier conductor de la UE que supere los límites establecidos en el país por donde circule es denunciado, independiente del país de origen, y recibirá en su domicilio el correspondiente expediente sancionador.

En España, según datos recogidos por el Observatorio Nacional de Seguridad Vial, se estima que en torno al 3% de los accidentes con víctimas en vías interurbanas están involucrados vehículos no matriculados en España. En 2018, la DGT tramitó 170.475 denuncias por exceso de velocidad sin parada del conductor con matrícula de otros estados de la UE, lo que supone el 7,3% del total de este tipo de denuncias.

OPERACIÓN 15 DE AGOSTO Y SINIESTRALIDAD EN CASTILLA Y LEÓN

Mercedes Martín ha confiado en el éxito de la reducción a 90 km/h de  la velocidad en las carreteras convencionales. En Ávila, de los 13 accidentes mortales, que alcanzaron un balance de 14 fallecidos, cuatro de ellos (el 31%) fueron por culpa de la velocidad inadecuada. La distracción estuvo presente en cinco accidentes mortales (el 38%).

El 85% de los accidentes mortales, 11, se registraron en carreteras convencionales. Seis fueron por colisión y cuatro, por salida de la vía. El 15% restante, o sea dos, ocurrieron en carreteras de alta capacidad y ambos por distracciones.

La delegada del Gobierno ha recordado que mañana miércoles comienza la operación especial del puente del 15 de agosto que se prolongará hasta el domingo, 18: “Sabemos que durante este mes de agosto circularán por las carreteras de Castilla y León 7,3 millones de vehículos, de los cuales 800.000 lo harán por las carreteras abulenses”.

“Y sabemos también”, ha añadido, “que este puente atrae a muchísima gente a nuestros pueblos que suelen recibirlos, además, con fiestas populares. Me gustaría poner el acento en los desplazamientos cortos, en los que se suele bajar la guardia, y en el consumo de alcohol”.

El Sector de Tráfico de la Guardia Civil va a estar muy pendiente en la vigilancia de estas circunstancias. Durante el pasado mes de julio perdieron la vida en las carreteras de Castilla y León 19 personas, por las 15 de julio de 2018. En Ávila murieron dos personas.

Y en el actual mes de agosto, a día de hoy, se han registrado seis víctimas mortales frente a las cinco del mismo periodo del año pasado. En agosto no ha habido ninguna víctima mortal en Ávila.

“Las cifras del verano son malas”, ha reconocido Mercedes Martín, “y elevan el número de víctimas mortales en las carreteras de Castilla y León en lo que llevamos de 2019 a 58 fallecidos por los 73 del mismo periodo del año pasado”.

Para la representante del Gobierno de España en Castilla y León “la Guardia Civil de Tráfico, también. Pero hay que seguir concienciando a las conductores de que tienen que cumplir las normas. Sobre todo las más básicas: No conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas o drogas, no sobrepasar los límites de velocidad, no distraerse al volante con elementos como el teléfono móvil, que todos los ocupantes del vehículo lleven puesto el cinturón de seguridad y llevar mucho cuidado en los desplazamientos cortos”.