El subdelegado del Gobierno en Zamora se reúne con el equipo directivo de la Comisaría

  • Las Brigadas de Seguridad Ciudadana y Policía Judicial estrenan jefatura
  • Por primera vez una mujer ocupa el puesto de jefa de Brigada en Zamora

El subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, en su habitual reunión semanal de coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, celebrada en esta ocasión en la Comisaría de la Policía Nacional de Zamora, ha dado la bienvenida a los nuevos responsables de Seguridad Ciudadana y Policía Judicial.

Con la toma de posesión en el mes de febrero, del comisario provincial de Zamora, D. Guillermo Vara Ferrero, han sido dos los cambios destacables que se han producido en la Comisaría.

Estos afectan directamente al equipo directivo de la Comisaría, y se traducen en el nombramiento de jefaturas de dos importantes unidades, tanto por el personal que gestionan como por la relevancia en la investigación y la prevención de los delitos que se produzcan en esta demarcación.

Así, la jefatura de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana (hasta hace escasas fechas ocupada por el ahora comisario), pasa a ser dirigida por el que hasta ahora era el jefe de Policía Judicial, inspector-jefe Pedro Benito Esparza.  

Esa vacante de Policía Judicial para a ser ahora desempeñada por la Inspectora jefa Nuria Roncero Martín.

Pedro Benito Esparza ingresó en la escala ejecutiva de la Policía Nacional en el año 1997. Su primer destino fue San Sebastián, donde se especializó en la investigación antiterrorista. En el año 2004 fue destinado a la Jefatura Suprior de Policía de Castilla y León (Valladolid) donde ha ocupado puestos de responsabilidad en la investigación del terrorismo yihadista, bandas latinas y radicalismos violentos ideológicos de carácter juvenil. En el año 2017 ascendió a inspector – jefe y ocupó el puesto de jefe de la Brigada de Policía Judicial en Zamora, lugar en el que ha permanecido estos últimos cuatro años.

La inspectora – jefa Nuria Roncero Martin accedió al Cuerpo Nacional de Policía en el año 1994 tras superar las pruebas para la escala ejecutiva. Su primer destino fue Pamplona donde realizó labores de investigación en la lucha contra ETA. Tras un periplo de cuatro años en la Unidad Central de Crimen Organizado, regresó a la investigación antiterrorista. En el año 2005 se incorpora a la Comisaría de Zamora como responsable de la recién creada UFAM  (Unidad de Familia y Mujer) donde permaneció durante 14 años hasta su ascenso a inspectora – jefa en el año 2019. Con este rango ha ocupado la jefatura de la Unidad de Extranjería y Documentación en la frontera de Fuentes de Oñoro – Vilarformoso y durante el último año ha estado destinada en Senegal participando en un proyecto de la Unión Europea de gestión de fronteras.

Artículo anteriorDíaz: “Me propongo abordar la asignatura pendiente de la democracia en España: el trabajo decente”
Artículo siguienteEl Gobierno propone a Antón Costas como presidente del Consejo Económico y So