Sentada un ratito, para desconectar de mis tareas, en esa hamaca que tu me regalaste, para que me relajara y cargar las pilas para seguir trabajando, no puedo por menos, que acordarme de ti «MI NIÑA GRANDE» como yo te decía.

Hoy es día 3, un día más, sí, pero no es un día normal (UNA FECHA MALDITA).

Hace dos años que no te veo, no sé, si es mucho o poco, para mí UNA ETERNIDAD.

Es DURO, muy DURO, vivir cada día, sólo de los RECUERDOS que vienen a mi mente, no poder disfrutar de ti, charlar, reírnos o tomarnos ese café, haciendo planes para el día siguiente. ¡QUÉ IMPOTENCIA!.

Cada mañana, mi primer saludo es para TI, miro tu foto en mi mesita y me pregunto por qué NO ESTÁS.

Te veo en una flor, en una mariposa, quiero que seas mi estrella y guía, agarrarme siempre a tu estela y pedirte fuerza para seguir adelante, necesito ese impulso que tú me das para enfrentarme a un nuevo día.

Hoy se celebra el día de la MADRE, qué no daría yo por tenerte como regalo, abrazarte… Pero desgraciadamente eso es imposible.

Te quiero.

Mamá

PDT. FELICIDADES A TODAS LAS MADRES.