Las festividades navideñas en Tábara llegaron a su punto culminante con la tan esperada visita de Sus Majestades los Reyes Magos el pasado 5 de enero. En un derroche de alegría y emoción, los pequeños del pueblo se congregaron en las calles para recibir a Melchor, Gaspar y Baltasar, quienes llevaron consigo el espíritu festivo y un sinfín de regalos.

El recorrido mágico de Sus Majestades comenzó por las calles de la Villa, creando un ambiente de expectación entre los residentes y visitantes por igual. La primera parada significativa fue en la Residencia Divina Pastora, donde los residentes tuvieron el privilegio de recibir los obsequios reales de manos de los Reyes Magos. La expresión de felicidad en los rostros de los residentes, iluminó el lugar con la verdadera esencia y magia del momento.

Después de este emotivo acontecimiento, la comitiva real continuó su visita por las calles de la Villa, seguida de una multitud de niños y adultos que no querían perderse la oportunidad de recoger caramelos y chuches que Sus Majestades distribuían con generosidad a lo largo de su trayecto. La algarabía y la risa de los pequeños resonaban en cada esquina, creando un ambiente festivo que envolvía todo el pueblo.

El punto culminante de la jornada tuvo lugar en el Auditorio Leticia Rosino, donde Melchor, Gaspar y Baltasar entregaron personalmente cada uno de los regalos cuidadosamente seleccionados para los niños de la Villa. La emoción se palpaba en el aire mientras los pequeños desempaquetaban sus regalos con ojos llenos de asombro y gratitud.

Los Reyes Magos, en su papel simbólico, no solo llevaron alegría material a los niños, sino que también dejaron una huella imborrable de esperanza y camaradería en la localidad de Tábara. El evento no solo fue una celebración de regalos, sino también un recordatorio de la importancia de compartir y expresar amor durante la temporada navideña.

Con la visita de Sus Majestades los Reyes Magos, Tábara va cerrando un abanico de actividades que durante todas las Navidades ha ido desarrollando para regocijo de sus habitantes y vecinos de otras localidades que han pasado por Tábara para disfrutar de sus «Navidades con Ilusión», dejando en la memoria de todos un cálido recuerdo que perdurará mucho después de que las luces brillantes y los adornos festivos se hayan desvanecido.

Galería de fotos SAF

PROMOCIÓN
>