Hoy domingo por la mañana, amantes del ciclismo y la naturaleza se reunieron en la Plaza Mayor de Tábara para participar en una emocionante ruta cicloturista organizada por la Autoescuela Viriato y la Asociación de Peñas Tabaresas (APT). Con un recorrido que llevó a los participantes hasta el sereno paraje de San Mamés, la jornada prometía ser una mezcla perfecta de ejercicio y disfrute de las bellezas naturales de la localidad.

La ruta, prometía un desafío emocionante para ciclistas de todos los niveles. Desde pequeños ciclistas, hasta los más mayores, todos encontraron un recorrido adecuado para disfrutar de la jornada. El punto de partida fue la Plaza Mayor, donde los ciclistas se reunieron a las 10:00 de la mañana.

El ritmo del pelotón era enérgico, pero controlado, permitiendo a los ciclistas socializar y disfrutar de la compañía mientras avanzaban hacia su destino.

El punto culminante de la ruta fue el paraje de San Mamés donde los ciclistas pudieron tomar un merecido avituallamiento. Aquí, los participantes pudieron descansar y recargar energías mientras disfrutaban de bebidas refrescantes y aperitivos proporcionados por los organizadores.

Sin embargo, como en toda aventura, llegó el momento de emprender el regreso. Con el sol ganando intensidad en el cielo y el calor empezando a hacerse sentir, los ciclistas retomaron sus bicicletas y se dirigieron de vuelta a Tábara

La ruta cicloturista hasta el paraje de San Mamés organizada por la Autoescuela Viriato y APT demostró ser una experiencia inolvidable para todos los participantes. Más allá de la distancia recorrida y los kilómetros en las piernas, la jornada resaltó la importancia de la comunidad ciclista y la conexión con la naturaleza. Tábara, con su belleza rural y hospitalidad, se convirtió en el telón de fondo perfecto para este emocionante evento cicloturista que seguramente se volverá a repetir en los próximos años.

PROMOCIÓN
>