Castilla y León cierra bares y restaurantes y anuncia duras medidas restrictivas a partir de hoy mismo para frenar la Covid.

Esta segunda ola de coronavirus está castigando duramente a toda España y Castilla y León acaba de dar un paso importante y decide cerrar bares y restaurantes -salvo para reparto a domicilio-, instalaciones deportivas que no sean al aire libre y centros comerciales ante el aumento de casos de Covid-19. Las nuevas medidas restrictivas incluyen también el cierre de establecimientos de una superficie mayor de 2.500 metros y se suspenden visitas a centro de mayores.

El comercio minorista, se mantiene abierto tal como ha anunciado el presidente Alfonso Fernández Mañueco. Las restricciones han entrado hoy mismo en vigor y se prolongarán durante quince días.