SAF – 2 de noviembre de 2014.

saf 141101 0002

Un año más los tabareses acuden al cementerio para honrar a sus difuntos en el Día de Todos los Santos. Desde el viernes por la tarde, a primera hora de ayer y a lo largo de todo el día, el camposanto

 ha mantenido una actividad ininterrumpida y se ha convertido en punto de encuentro y oración.

Como marca la tradición, tras limpiar las tumbas de los seres queridos se han ido adornando con multitud de flores y plantas para que en la festividad de Todos los Santos las tumbas de los seres queridos estén a punto para la visita obligada al cementerio.

La jornada ha discurrido muy tranquila y bajo ese inusual sol y buen tiempo que hemos podido disfrutar, el cementerio ha estado muy concurrido durante todo el día.

saf 141101 0004saf 141101 0009saf 141101 0012saf 141101 0016saf 141101 0018

Artículo anteriorHalloween inunda las calles de Tábara
Artículo siguienteUna promesa cumplida