• El próximo 1 de enero, después de sesenta años, los Carucheros de Sesnández, saldrán a las calles para pedir el aguinaldo.

La Asociación Cultural Sierra de Sesnández de Tábara intenta recuperar una tradición que dejó de celebrarse ante la falta de mozos en el pueblo, mal de todos los pueblos de la España vaciada.

La Asociación intenta recuperar una tradición perdida por falta de relevo generacional. Muchos vecinos de esta población de la comarca de Tábara, entrados en edad,  recuerdan el desfile de estas máscaras durante Carnaval. El 1 de enero era la fecha oficial en la que Los Carucheros salían a hacer de las suyas por las calles de Sesnández, pero con una prohibición importante durante los años de la postguerra,  llevar la cara tapada, porteriormente esta celebración pasó a celebrarse en Carnaval.

Hace unos años, Carlos Ferrero, que forma parte de la directiva de la Asociación Cultural Sierra de Sesnández, intentó que unos amigos desfilaran en Carnaval disfrazados de carucheros, pero la tentativa, a pesar de los esfuerzos de Carlos, se quedó en un empeño que solo consiguió participar en una exposición que se organizó en el año 2019.

Por fin, tras sesenta años, los Carucheros de Sesnández, volverán a salir a las calles el pueblo a pedir el aguinaldo en día 1 de enero, como lo hacían sus ancestros.

Promoción
Artículo anterior Llamamiento para celebrar que el toque manual de campanas ya es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO
Artículo siguienteLA PLATAFORMA POR UNA SANIDAD PÚBLICA DIGNA DE LA ZONA BÁSICA DE SALUD DE TÁBARA SIGUE CON LAS CONCENTRACIONES