Zamora se ha rebelado. Ayer miles de personas, se fueron concentrando en los alrededores de la plaza de la Marina, para mostrar su rechazo más rotundo ante la actuación y el comportamiento, de los responsables públicos que tenían que haber velado por la seguridad de la población.

Desde todos los rincones de la provincia, se fueron concentrando miles de personas, unas llegadas en autobús desde diferentes pueblos y otras por sus propios medios, con el respaldo y apoyo de los habitantes de la capital, pero todos, querían encontrarse presentes en un acto reivindicativo sobre el abandono que esta tierra está padeciendo, cuyas consecuencias pueden llegar a ser tan graves, como la que ocurrido con el incendio que ha destruido una gran parte de la Sierra de la Culebra.

Representantes de todos los pueblos que a través de la plataforma que convocaba a la manifestación; “la Culebra no se calla”, se fueron agrupando en torno a los edificios oficiales de la junta de Castilla y León, de la plaza la Marina y exigieron la dimisión del consejero de Agricultura y del presidente de la junta, por su nefasta gestión en esta crisis.

Se agotaron todos los adjetivos que uno puede llegar a imaginarse, algunos irreproducibles, pero era el sentimiento de aquellos que habían perdido parte de su modo de vida y había sido por la ineficacia de esos responsables públicos, que tienen la obligación de velar por nuestro bienestar y nuestro desarrollo.

El pueblo ha expresado lo que siente y ha exigido responsabilidades, ahora solo hay que esperar a ver si la humildad y la decencia, hace que aquellos irresponsables que no ha sabido cumplir con la tarea que tenían encomendada, tienen la dignidad de retirarse de unos cargos que no han sabido representar en los momentos que más se les necesitaba.

La gente humilde de Zamora, la misma que siempre se ha mostrado sumisa, asumiendo la cruda realidad del destino al que algunos han dirigido esta tierra, ha dicho basta, ya no valen los parches calientes, hay que actuar y asumir las responsabilidades que consigan calmar el malestar de este pueblo, que siempre ha sabido rebelarse ante las injusticias como históricamente es conocido.

En representación de todos los ayuntamientos que forman parte de la Sierra de la Culebra se procedió a la lectura de un manifiesto que recoge las inquietudes, la preocupación, las demandas y las exigencias que se han venido reiteradamente proponiendo a los responsables, sin que estos las hayan tomado hasta la fecha en consideración.

almeida

Galería de Fotos: SAF

Artículo anteriorMANIFIESTO LEÍDO EN LA CONCENTRACIÓN POR LA SIERRA DE LA CULEBRA EN ZAMORA.
Artículo siguienteLas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado homenajean al sector de la Seguridad Privada en Zamora