La sala de operaciones del Centro de Emergencias 1-1-2 Castilla y León recibe una llamada a las 15:16 horas que solicita asistencia para un varón que se encuentra inconsciente en una vivienda de la calle Mayor de Santa Croya de Tera (Zamora).

El 1-1-2 pasa aviso de esta solicitud a Emergencias Sanitarias – Sacyl, que envía al domicilio una ambulancia de soporte vital básico y personal sanitario del centro de salud de Camarzana de Tera. Ya en el lugar, informa el personal sanitario de que el desvanecimiento del paciente obedece a una intoxicación por monóxido de carbono -del que han detectado alta concentración- procedente de un brasero. El 1-1-2, en consecuencia, avisa del cambio de situación a la Guardia Civil (COS) de Zamora y al servicio de extinción de incendios y salvamento de la Diputación de Zamora.

Se atiende, en el lugar, al varón afectado por el gas, que tiene 77 años, y a quien traslada más tarde la ambulancia de soporte vital básico de Sacyl al hospital comarcal de Benavente (Zamora).

Artículo anteriorVirginia Barcones destaca el papel del turismo de interior “para ayudar a combatir la despoblación”
Artículo siguienteMiles de zamoranos secundan la manifestación convocada por la Diputación a favor de la fiscalidad diferenciada