El mundo está medio paralizado, pero la vida sigue y Cesáreo ayer cumplió 100 años, el tabarés más longevo, y confinado en casa.

Una fecha que sus compañeros del centro de la tercera edad estaban preparando con todo el cariño para que Cesáreo pasara un día feliz, y el destino ha querido que sea inolvidable.

Cesáreo, 100 años no los llega a cumplir mucha gente, solo privilegiados como tú, por eso estoy seguro que aunque sea con algo de retraso, habrá una gran fiesta.

FELICIDADES con todo el cariño.